La ministra de trabajo pide a la Abogacía del Estado que lo impugne

Valerio admite que le "han colado un gol"con el sindicato de trabajadoras sexuales

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio. (EFE)

Valerio pide a la Abogacía que impugne el sindicato de trabajadoras sexuales, cuya inscripción "desconocía por completo"

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha reconocido hoy que le han "colado un gol" y pedirá explicaciones a su departamento tras el visto bueno a la constitución de un sindicato para trabajadoras sexuales, el cual quiere anular, y para ello ha pedido a la Abogacía del Estado que estudie cómo hacerlo.

EFE - Jueves, 30 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 16:03h.

MADRID. En declaraciones a la prensa tras comparecer en la Comisión de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Valerio ha asegurado que ha sido "una sorpresa" conocer la publicación en el BOE de la resolución sobre el sindicato denominado Organización de Trabajadoras Sexuales (Otras) y que preguntará a la persona encargada de dicho expediente por qué no se le informó de su tramitación.

"Me han colado un gol por la escuadra", "lo desconocía por completo", "no pueden imaginar ustedes los sentimientos que tengo en este momento", "el disgusto que me pillé ayer cuando me enteré es uno de los más gordos que me he pillado a lo largo de mi vida profesional y política y llevo ya un cierto rodaje", ha confesado Valerio.

Ha recordado que pertenece a un Gobierno "feminista" y ha especificado que desde ayer, cuando tuvo noticias del tema, ha pedido a la Abogacía del Estado que inicie todos los trámites pertinentes para "declarar esta resolución nula de pleno derecho".

"El Gobierno va a luchar para que esto sea nulo", ha enfatizado.

La ministra ha dicho que el hecho de que le hayan metido "un gol" cuando intenta ser responsable en política es "muy duro", especialmente para una persona que busca "hacer las cosas lo mejor que sabe y puede". "Disgusto que comparte el resto del Gobierno", ha recalcado.

Según se explica en el BOE, el visto bueno al citado sindicato se ha producido tras comprobarse "que reúne los requisitos previstos en la Ley Orgánica de Libertad Sindical y en el Real Decreto sobre depósito de estatutos de las organizaciones sindicales y empresariales".

El sindicato cuenta con los correspondientes estatutos y con el acta de constitución y tiene su domicilio en la plaza del Fénix de Barcelona, aunque su ámbito es estatal.

"Como ministra y miembro de un Gobierno feminista jamás habría dado el Ok a que esto se publicase en el BOE", ha insistido Valerio.

Habrá que ir al Consejo de Estado para el dictamen preceptivo, pero se procederá con "absoluta contundencia" frente a este sindicato, ha aseverado.

Este Ejecutivo "no va a avalar a un sindicato de una actividad que es ilegal y, además, vulnera los derechos fundamentales de las mujeres en general y también de los hombres que por necesidad o situaciones diversas se ven abocado a tener que ceder sus cuerpos a un tercero para que abusen de ellos", ha argumentado.

Valerio ha recordado que ya José Luis Rodríguez Zapatero abrió la senda en esta lucha contra la violencia de género y la está siguiendo Pedro Sánchez.

Horas después de la comparecencia de Valerio, el Ministerio de Trabajo ha recordado que la prostitución no es legal en España y que, por lo tanto, el Gobierno "no dará respaldo a ninguna organización donde se recoja esa actividad ilícita".

Por ello, han explicado, se ha iniciado el trámite de impugnación de los estatutos de la Organización de Trabajadoras Sexuales "por cuestiones de fondo".

Toda la documentación del expediente de registro se ha puesto en manos de la Abogacía General del Estado para estudiar la fórmula de impugnación.

Las mismas fuentes han explicado que el registro efectuado ante la Dirección General de Trabajo "se produjo como un mero acto administrativo" y que, si bien no contiene errores de forma, "sí los tiene de fondo para un Gobierno feminista y que tiene como eje central de sus políticas la igualdad entre hombres y mujeres".

Secciones