se define como un portero "tranquilo"

Unai Simón: "Tengo pies en el suelo, llevo dos partidos y no he hecho nada"

"Soy consciente de que hasta hace un par de semanas era portero del Elche", aseguró el guardameta

El portero del Athletic Unai Simón aseguró hoy que, después de su inesperada titularidad en el inicio de la LaLiga, mantiene "los pies en suelo" porque únicamente lleva "dos partidos en Primera" y aún no "ha hecho nada".

EFE - Viernes, 31 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 17:07h.

BILBAO. "Soy consciente de que hasta hace un par de semanas era portero del Elche. No hay que elevar los egos. Ahora, a asimilar porque tengo todavía mucho recorrido", aseguró el guardameta vitoriano cuestionado por cómo había llevado a nivel personal ese estreno en la élite.

Unai Simón formó en el once de la primera jornada ante el Leganés y repitió frente al Huesca, después de la decisión consensuada entre el club y el cuerpo técnico de no convocar a Alex Remiro, que apuntaba a titular, hasta que no se resuelvan las negociaciones para la renovación del contrato del portero navarro.

El jugador admitió que se sorprendió de jugar de inicio apenas cinco días después de llegar desde el Elche, donde había sido cedido tres semanas antes, pero aseguró que "al final lo llevas bien" y más aún después de haber debutado junto a sus "compañeros de piso" Peru Nolaskoain y Gorka Guruzeta.

"Desde que llegué aquí siempre había soñado con jugar en San Mamés y estar ahí abajo. Salir por el túnel y ver a toda la gente te impacta. Y si las cosas salen bien, aparte de ser el debut, te vas más fortalecido a casa y con más confianza para afrontar los siguientes partidos", explicó.

Simón se definió como un portero "tranquilo" y añadió que la convocatoria con la selección sub 21 anunciada este viernes por Luis de la Fuente es "la guinda del pastel" y "un premio que gratifica" su labor en el Athletic.

Sobre la situación de su compañero Remiro, el guardameta señaló que "son temas personales" que "cada uno debe saber diferenciarlos" y que no afectan a la relación entre ambos.

"Entreno muy cómodo con él, no cambia nada. No deja de ser mi compañero de equipo que me felicita y nos ayudamos mutuamente. Como dijo ayer Raúl (García), está antes el beneficio del equipo que el individual. Juegue o no juegue vengo aquí con la sensación que tenía desde pequeño de coger la bola y disfrutar", explicó.