ezkerraldea

La avispa asiática rebrota con fuerza en Abanto

Carmelo Guzmán muestra envases en los que captura avispas velutinas en Abanto (E.Z.)

El Ayuntamiento minero recibe más de treinta avisos de nidos desde mayo

Emilio Zunzunegi - Sábado, 1 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Abanto-Zierbena - Desde el pasado mes de mayo el Ayuntamiento de Abanto-Zierbena ha recibido notificación de la existencia de más de treinta nidos de avispa asiática repartidos por todo el término municipal. Una de las zonas más afectadas es sin duda la del barrio de Abanto -así como Los Castaños- donde el apicultor Carmelo Guzmán ha recogido varios miles de ejemplares de esta avispa invasora que depreda las colmenas de las abejas melíferas de la zona. “Hace seis años tenía ocho colmenas que me permitían recoger una buena producción de miel para el auto consumo pero de entonces a aquí tan solo me quedan dos colmenas y gracias a que me esmero en controlar esta plaga”, señaló a DEIA el vecino de Abanto mientras mostraba algunos de los más de veinte envases en los que con un cebo líquido casero captura miles de ejemplares. “Este año solo he podido detectar tres nidos pero el año pasado fueron una docena de los que di cuenta al Ayuntamiento que logró retirarlos”, apunta este vecino de Abanto que se muestra pesimista sobre la evolución de esta plaga. “Yo empecé en mayo a poner trampas para capturar reinas antes de que crearan el avispero pero hoy día hay miles de avispas en la zona lo que indica que tiene que haber muchos nidos diseminados por el municipio. Son muy fecundas y aunque yo recoja una millar en cuatro días esto no es fácil de controlar”, asegura.

Protocolo Una situación que confirmó la alcaldesa de Abanto-Zierbena, Maite Etxebarria, quien señaló que desde mayo “hemos recibido más de treinta avisos de nidos” que según su ubicación fueron derivados a los bomberos o a Base Gorria de la Diputación Foral de Bizkaia y su empresa especializada, Basalan. “Desde luego la prioridad es actuar contra los nidos que se ubican en zonas habitadas, bien sean fincas particulares como edificios o infraestructuras municipales”, reseñó Etxebarria quien significó que por ejemplo este verano se ha retirado un nido en la zona de las piscinas municipales sin que haya habido ningún inconveniente para sus usuarios. “No sabemos muy bien si este año ha sido de mayor afección que hace dos años cuando la proliferación de nidos y la falta de información que se tenía de la avispa velutina hizo que se creara una cierta alarma social. De ahí surgió un protocolo que está funcionando bien y esperamos que se atenúe su afección”, remacha.

Secciones