“El Bilbao Basket y su afición son de nivel ACB”

Pablo Aranda, Osvaldas Matulionis, Thomas Schreiner y Rafa Pueyo. (Jose Mari Martínez)

Schreiner y Matulionis fueron presentados en la jornada de ayer, dos refuerzos que deben aportar experiencia y puntos al equipo

Mikel Reina - Sábado, 1 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - El Bilbao Basket echó a andar el martes en su primer entrenamiento de la vuelta a la LEB Oro. Ayer, sin embargo, presentó a sus dos primeros fichajes: Thomas Schreiner y Osvaldas Matulionis. Los aficionados ya ponen cara a los que, en principio, serán dos bastiones del conjunto dirigido por Álex Mumbrú. Ambos jugadores se mostraron ambiciosos con el nuevo proyecto bilbaino. De hecho, Rafa Pueyo, director deportivo del club de Miribilla, quiso remarcar “el compromiso y el paso adelante” del base y el alero porque “han sido una razón para que otros fichajes se animasen a firmar por este equipo”. Ellos dos fueron las dos primeras incorporaciones de la nueva andadura del conjunto vizcaino en la segunda categoría del baloncesto estatal.

“El Bilbao Basket, a pesar de bajar la temporada pasada, no es un equipo de LEB Oro y merece estar en ACB”, expuso Thomas Schreiner ya vestido con la camiseta de los hombres de negro. Optimismo para el infierno de Miribilla. El base hizo un llamamiento a una afición que conoce de sus años en Burgos y Andorra, y cree que es “una de las mejores” . La pretemporada a las órdenes de Mumbrú no ha hecho más que comenzar y aunque es pronto para hablar de objetivos, el austríaco tiene claro que viene para “ayudar al equipo a subir a la ACB”.

Todos los jugadores de la plantilla pasaron por las rutinarias pruebas médicas y según Pablo Aranda, jefe de servicios médicos del club, “todos han llegado bien físicamente y con ganas de trabajar”. Este nuevo proyecto del Bilbao Basket empieza a dar sus primeros pasos con nueve jugadores nuevos. Tan solo sobrevive Salgado de la temporada pasada. “Al inicio cuesta un poco más conocer al equipo, pero tenemos seis semanas para estar preparados para el inicio de liga”, reflexionó el base. Una de las piezas de la pizarra del técnico catalán puede ser juntar a Schreiner y a Salgado en la pista, dos organizadores veteranos. El austríaco no lo ve con malos ojos, aunque admite que es decisión del entrenador: “Creo que podemos jugar juntos, me gustaría jugar con Javi porque es muy bueno y sabe mucho de baloncesto”. El base de 31 años hace pocos meses se enfrentaba en la cancha a su ahora preparador Mumbrú: “Era muy buen jugador, le tenía mucho respeto y estoy seguro de que también será un gran entrenador”.

La LEB Oro comienza el 5 de octubre para los hombres de negro, cuando visitarán al Oviedo. Schreiner cree que se presenta una temporada “muy atractiva”: “Muchos equipos se han reforzado muy bien y es la mejor LEB Oro desde hace muchos años. Cada partido será un batalla. La diferencia entre los mejores y los peores es mucho menor que en la ACB, donde el Madrid y el Barcelona son muy superiores por el presupuesto”. “Es una liga muy competitiva”, ratificó el alero lituano, que sabe lo que es jugar en la segunda categoría del baloncesto estatal, ya que estuvo enrolado en las filas del Força Lleida en la temporada 2013-14, así como en el Breogán Lugo los dos años siguientes. Ambos han disputado muchos partidos en la LEB Oro y Matulionis opina que “puedo aportar experiencia al grupo, sobre todo a los jóvenes”. Pueyo quiso destacar la labor del lituano: “Es un grandísimo jugador que aporta tanto atrás como delante, es difícil encontrar a jugadores que teniendo puntos en sus manos sean tan buenos defensores”. El base, por su parte, se definió como “un jugador de equipo” que puede variar su rol dependiendo del partido: “Algunas veces tiraré más y en otras me centraré en asistir a mis compañeros”. En este caso, el director deportivo subrayó que “es un jugador que dirige muy bien, tiene capacidad de anotar de tres y un gran conocimiento del juego, será uno de los mejores bases de la liga”.

Ventanas FIBA El fichaje de Schreiner podría haber conllevado un problema para el club de Miribilla. Pero no será así. El austríaco defenderá los colores de su país ante Chipre el 13 de septiembre en las discutidas Ventanas de clasificación para el Europeo de 2021. Pero el base muestra su compromiso con su nuevo club y no se perderá muchas sesiones de entrenamientos de pretemporada. “Mediante un acuerdo entre la Federación de Austria de Baloncesto y el Bilbao Basket, mi estancia con la selección será más corta de lo habitual en las Ventanas FIBA. Así, podré estar más tiempo con mis compañeros y preparar bien el inicio de liga”, aseguró el que fue el primer fichaje del club durante su presentación.

Secciones