balance anual positivo

La firma de hipotecas sobre viviendas cayó un 18% en junio en Euskadi

El parón no afecta al balance acumulado en el primer semestre del año, el mejor desde 2012

Sábado, 1 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Euskadi registró en junio 1.458 hipotecas sobre viviendas, lo que supone una caída del 18,2% con respecto al mes anterior. Se trata la segunda mayor reducción del conjunto del Estado, que de media experimentó una bajada del 1,8%.

También la variación interanual fue negativa ya que la constitución de hipotecas sobre viviendas anotó en el País Vasco una caída del 9,3% en comparación con junio de 2017, la cuarta mayor del conjunto de comunidades. La media estatal, por su parte, aumentó un 3,9%, según los datos hechos públicos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En todo caso, la evolución acumulada en lo que va de año sigue siendo muy positiva. En el primer semestre, se concedieron 9.016 hipotecas en la CAV. Es el mayor volumen registrado desde la primera mitad del año 2012 y al ritmo actual se superarán las ventas anuales de aquel ejercicio. Sin embargo, queda mucho camino por recorrer para acercarse a los ritmos previos a la crisis. En el periodo de expansión económica anterior se vendían en torno a 40.000 pisos cada año, mientras que el objetivo a medio plazo actual es acercarse a los 20.000.

¿Por qué bajó la formalización de hipotecas de forma tan brusca en junio? Lo cierto es que mayo fue un mes especialmente bueno para el mercado hipotecario en Euskadi, mientras que el verano es tradicionalmente una época de parón en las ventas. Además, el sector inmobiliario siempre está sujeto a cuestiones puntuales. La entrega de una promoción de viviendas desvirtúa las comparaciones con periodos anteriores en los que el comportamiento fue más plano.

También tiene una gran incidencia estadística el número de días laborales de cada mes. La formalización de la operaciones puede retrasarse o adelantarse por ejemplo en función de si la Semana Santa cae en un mes o en otro.

Por territorios históricos, en la evolución de junio llama la atención el buen comportamiento de Araba, donde se concedieron casi un 13% más de hipotecas respecto a mayo. El incremento respecto a junio de 2017 es de un 70%, lo más probable es que precisamente por alguna entrega de nueva construcción. Las caídas de Bizkaia y Gipuzkoa rondan el 20%.

En resumen y a la espera de lo que ocurra los próximos meses, el balance final de año proporcionará una fotografía más ajustada del dinamismo del mercado hipotecario y del sector. Sin perder de vista tampoco a que algunos analistas empiezan a hablar de otra burbuja del ladrillo en el Estado y advierten que un sobrecalentamiento de las ventas no es lo más aconsejable. - DEIA

ventas semestrales

9.016