horario de verano

“Hará que las mujeres estemos más seguras”

Yendeh Rielo, Julia Pajares, Nacho Amir y Sounad Benhaddun. (Pablo Viñas)

La medida de mantener el horario de verano se convirtió ayer en el tema de conversación en la capital vizcaina

Un reportaje de Yaiza Pozo - Sábado, 1 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

UN nuevo cambio se avecina. A algunos, el anuncio de que no habrá cambio de hora les ha pillado por sorpresa, otros han tenido tiempo para meditarlo y han llegado a la conclusión de que “hará que las mujeres estemos más seguras cuando caminemos por la calle, porque ahora anochecerá más tarde”, dijo Yendeh Rielo, de Huelva, que estos días visita la capital vizcaina con sus amigos. DEIA salió ayer a la calle para conocer la opinión de quienes todos los años deben mover las agujas de sus relojes. Incluso hay personas como Diego Gómez que se dedica a cambiar la hora de los ocho relojes que tiene en toda la casa. “Es un trabajo importante. Si no se cambia la hora a partir de ahora eso que me ahorro en tiempo”, lanza esbozando una sonrisa.

Al margen de lo anecdótico, lo cierto es que el cambio horario no deja indiferente a nadie. Para algunos el salir a trabajar y que el día sea más largo es toda una ventaja. “A mí me parece genial. Yo prefiero que los días se alarguen. Me parece muy bien y favorece el ahorro energético”, apunta Julia Pajares. Para Sounad Benhaddun mantener la hora planteada por la Comisión Europea no le va a influir cuando salga del trabajo porque está en paro. “Ya me gustaría que me influyera, pero por el momento no tengo curro”, lamentó la joven.

Entre las desventajas que tiene el cambio horario, que hasta ahora se está aplicando, está la de levantarte por la mañana siendo de noche. “Me parece una desventaja el cambio de horario que hasta ahora nos obligan a aplicar. Por la mañana te levantas y es de noche, eso es la ruina. También a los niños le tiene que influir. Cuando por las mañana se levantan para ir al colegio también es de noche para ellos”, dice Nacho Amir.

Sin embargo, hay a quien no le importa que las primeras horas matutinas la luz sea más o menos intensa. Eso no les condiciona a la hora de la madrugar. Es el caso de Rielo, quien prefiere la tarde para hacer más actividades. “A mí madrugar me cuesta siempre. Tiendo más a disfrutar las horas de ocio durante la tarde. La mañana me da igual. Sea de noche o no, no me influye en la actividad que tengo que llevar a cabo”, aseguró Yendeh Rielo.

Luis Fernández lo tiene claro. “El cambio horario que nos han obligado hasta ahora es la peor medida”. En su opinión, si la hora se mantiene, se van a evitar accidentes de tráfico y las empresas van a ahorrar en energía. “Con el día más largo tanto niños como jóvenes van a poder socializar mucho más y disfrutar de más horas de luz. Sin duda, es una de las muchas ventajas de seguir en invierno con el mismo horario de verano. Yo estoy encantado con la idea. Espero que se apruebe y se ponga en marcha”.

Que todo siga igual Pero hay quien también opina que un cambio de horario dos veces al año tampoco influye tanto al día de las personas, aunque “tengas unos días tontos”, dice Fernando Jiménez. Y añade: “Yo no estoy en contra de la medida. Pienso que si se hace será por alguna razón y a mí, personalmente, no me afecta en absoluto. Conozco a muchas personas a las que sí les afecta mucho este cambio. Dependerá de cada cuerpo”, apunta.

Para Begoña salir a trabajar a las siete de la mañana y que ya sea de día va a ser también muy bueno. “De noche siempre te da mucho más miedo”, afirma. Para Nacho, que de repente te roben una hora, sin que nadie te pida permiso, le parece una medida sin sentido y terrible. “¿Para qué? ¿Realmente se ahorra energía?”, lanza las preguntas. Y prosigue: “Es algo que nunca he entendido. Por las mañanas tengo que encender la luz y a las seis de la tarde también es de noche. ¿Dónde está el ahorro del que hablan? Que no se cambie la hora, por favor”, concluya.

Secciones