presencia vasca en el certamen

El cine vasco saca músculo con veinte películas en el Zinemaldia

La foto de familia del cine vasco en el Zinemaldia dejó ayer pequeñas las escaleras de Tabakalera. (EFE)

Catorce filmes están rodados parcial o totalmente en euskera y una docena participarán en la sección Zinemira

Harri Fernández - Sábado, 1 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

donostia - El Zinemaldia ha logrado un nuevo récord al programar veinte producciones vascas en sus distintas secciones. Es la vez que “más películas vascas” han participado en la historia del festival, según recordó su director, José Luis Rebordinos, lo que demuestra la excelente salud del cine vasco, que, año tras año, ha ido justificándose en el Zinemaldia con proyectos como Loreak, Amama o Handia, que en la edición del año pasado se hizo con el premio especial del jurado.

La presencia vasca en el certamen es tan grande que, incluso el cine de Tabakalera se quedó pequeño ayer, en la presentación de los filmes, debido a la gran cantidad de profesionales que se acercaron con sus proyectos. “Si seguimos así el año que viene tendremos que cambiar de espacio en Tabakalera”, bromeó Rebordinos, antes de recordar que uno de los objetivos del Zinemaldia es el de “apoyar la internacionalización de nuestras producciones y proyectarlas al mundo”.

De los veinte proyectos, catorce son filmes son películas parcial o totalmente en euskera. Uno de ellos, Dantza del zarauztarra Telmo Esnal, participará como proyección especial en la Sección Oficial, mientras que el segundo largometraje de ficción del donostiarra Koldo Almandoz, Oreina, competirá por el premio Nuevos Directores.

Asimismo, el cortometraje 592 metroz goiti de la navarra Maddi Barber, que se estrenó en el último Festival de Cine Internacional Visions du Reèl (Suiza) y que aborda las consecuencias de la construcción de la presa de Itoiz, competirá en Zabaltegi-Tabakalera. Por su parte, Perlak acogerá el filme de animación y acción real, basado en las crónicas de Ryszard Kapuscinski, Un día más con vida, al tiempo que en Culinary Zinema se exhibirán Y en cada lenteja un dios y Bihar dok 13.

Las novedades llegaron con la presentación de las películas que competirán en las galas del Cine Vasco y en la de EiTB, así como en la sección Zinemira, apartado dedicado a las producciones vascas. Esta sección, en la que participarán doce filmes, se inaugurará con Mudar la piel, de Ana Schulz y Cristobal Fernández, estrenada en Locarno, y que habla sobre la relación entre un mediador del Gobierno español y ETA, y un exagente del CNI condenado por traición. La clausura, por su parte, correrá a cargo del último proyecto cinematográfico de Fermín Muguruza: Black is Beltza -se proyectarán en el cubo pequeño del Kursaal-.

Por otro lado, los otros diez filmes que se proyectarán entre medias serán estrenos. David González participará con su tercer largo, La noche nos lleva, que trata sobre un exjugador de baloncesto. En Basque Selfie el galardonado Joaquín Navarro toma como punto de partida la pérdida del caserío familiar del músico Agus Barandiaran.

El donostiarra David Rodríguez llegará al Zinemaldia con una historia con tintes shakesperianos. En Lady offnarra los ensayos de una compañía teatral que prepara la obra Ricardo III.Por otra parte, el errenteriarra, como ya ha hecho anteriormente con sus largos de no ficción, presentará en el festival su último largo, Baúles,sobre un hombre que abandona a su familia en un pequeño pueblo de montaña en León y se marcha a tierras mexicanas.

El periodista y músico Oier Aranzabal presentará en Zinemira su ópera prima: Margolaria, un largo documental que aborda el “universo” del también músico Mikel Urdangarin y toma como partida la petición que le hizo el pintor Alain Urrutia: que fuese en ferry a Londres a recoger uno de sus cuadros.

Izaro también es una primer trabajo, en este caso, del altsasuarra Txuspo Poyo, en el que habla de la identidad, la historia y legado de la isla que da nombre a su cinta y que se sitúa entre Bermeo y Mundaka.

Antonio Díaz Huerta, conocido por la dirección de series como El internado y Luna de calenda, participará con Gallo, un trabajo que fue parte del XII Foro de Coproducción de Documentales Lau Haizetara, en 2016, y sigue los pasos de un surfista que debe superar sus miedos tras quedarse ciego por un accidente.

El escritor y poeta Joseba Sarrionandia también estará presente en la 66ª edición. Será a través de la película colectiva Gure oroitzapenak, que aborda la poliédrica mirada del vizcaino a través de doce directores.

La sección se completará con la proyección de Errementari de Paul Urkijo, que en la Semana de Cine Fantástico y de Terror del año pasado se llevó el primer premio, y Bajo la piel del lobo,de Samuel Fuentes.

galas En la Gala del Cine Vasco, que se celebrará el día 25 en el Victoria Eugenia, se exhibirá Jainkoak ez dit barkatzen, basada en la entrevista real que Martin Ugalde le hizo a Lezo Urreztieta, que estuvo a punto de matar a Franco. Un día después, la Gala EiTB acogerá el estreno de Vitoria, 3 de marzo, filme de Víctor Cabaco sobre los sucesos de 1976 en la capital alavesa.

sección oficial

zabaltegi-tabakalera

perlak

culinary zinema

zinemira

gala del cine vasco

gala de eitb

Secciones