nuevo curso político

Otegi exige “sincronizar los relojes vasco y catalán” para hacer frente al Estado

EH Bildu defenderá el nuevo estatus pactado con el PNV “en términos de soberanía, confederación y derecho a decidir”

Sábado, 1 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Gasteiz - Arnaldo Otegi aseguró ayer que la coalición soberanista defenderá durante el próximo curso político el nuevo estatus para Euskadi “en términos de soberanía, confederación y derecho a decidir”, tal como lo pactó con el PNV en el documento de bases de la reforma del Estatuto. El coordinador general de EH Bildu emplazó a que la izquierda independendista salga reforzada en las próximas elecciones, en las que, según apuntó, se producirá “un pulso entre democracia y autoritarismo”. En un acto político celebrado en Gasteiz para dar inicio al curso político, Otegi señaló que EH Bildu tiene “una hoja de ruta clara para conducir a este país y una estrategia política acorde a la construcción de la república vasca”.

No obstante, aclaró que estos no son solo los objetivos de la coalición, sino “hacer frente a los problemas que en el día a día tiene la ciudadanía en términos sociales y económicos”. “En la intersección de ambas es donde se va a concretar nuestra línea política. EH Bildu es una izquierda útil que no va a quedarse en posiciones testimonialistas ni marginales, sino que tiene un compromiso claro con la gente”, dijo.

Otegi explicó que, con independencia del número de retos que quieren afrontar, lo “fundamental” este curso será “situar a Euskal Herria con una mayoría democrática que apuesta por la soberanía y por el poder político soberano frente al Estado”. Al respecto, defendió que, “junto a la defensa del marco del acuerdo de autogobierno en términos de soberanía, confederación y derecho a decidir”, es necesario “sincronizar los relojes vasco y catalán para hacer frente, de manera común, al Estado español y a su deriva autoritaria”.

Para Otegi, “no hay democratización posible en el Estado español”, ya que “no tiene ni vocación, ni voluntad ni relación de fuerzas para democratizar realmente el régimen del 78”. “¿En qué país europeo podría ser posible que 200 oficiales en reserva hicieran apología de Hitler o Mussolini? Esto es lo que ha sucedido en el Estado”, se preguntó. Asimismo, aseveró que las próximas elecciones, en las que su formación “no va a bajar”, “se enmarcan en un pulso entre democracia y autoritarismo;y entre régimen de 1978 y entre democracia nacional vasca” y, por tanto, dijo que la cita con las urnas “debe servir para que en ese pulso se refuercen las posiciones de la izquierda independentista”. “Nos estamos jugando mucho”, advirtió.

Tras recordar el apoyo de EH Bildu en la moción de censura contra Rajoy, y su respaldo a Urtaran en Gasteiz para evitar nombrar a Maroto como alcalde, el líder de EH Bildu consideró que la coalición “desplaza a los fascistas del Gobierno gratis, anteponiendo a sus intereses electorales el desalojo de quienes plantean políticas de recorte social, de negación de los pueblos y xenófobas”.

También defendió la necesidad de “mejorar” la situación política, institucional y social del país, como el hecho de que el diálogo social “solo se lleve a cabo desde las instituciones y las élites económicas”;“que se exija a la gente que estudie y se esfuerce para que luego haya oposiciones amañadas”;o que los límites de la política fiscal de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa los haya fijado Iberdrola”. Finalmente, volvió a reclamar el acercamiento de “todos” los presos de ETA a centros penitenciarios vascos y la puesta en libertad de los presos enfermos y de mayor edad. “Tienen que venir todos y tienen que venir ya. Les pedimos que lo hagan porque ese es el cumplimiento estricto de la ley”, insistió.

no va de competencias La portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte, dijo que el acuerdo sobre nuevo estatus alcanzado con el PNV, y sin citar a los jeltzales, “no es una suma de siglas ni un acuerdo entre las élites políticas, para ver si España nos da una competencia de más o de menos”, sino que la coalición tiene “el proyecto de los ciudadanos”. “La historia demostrará que quien no se una a este proyecto, se quedará atrás”, concretó Iriarte. - E. P.