enganchados al cubo de Rubik

Cuando los colores encajan a la perfección

Luca Martínez, de 7 años, participó ayer en el torneo de Bilbao Open Rubik. Hoy se celebra la final del certamen en Bilborock. (Oskar González)

La primera edición de Bilbao Open Rubik se celebró ayer con 75 participantes
Bilborock volverá a acoger hoy el torneo donde se disputará la gran final

Laura Fernández - Domingo, 2 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Tan solo tiene siete años y mueve las manos a la velocidad del rayo. Su cara de concentración transmite pasión por lo que hace y no hay nada que le distraiga. Él es Luca Martínez, un vecino de Gasteiz de 7 años, que ayer participó en la primera edición del torneo Bilbao Open Rubik, celebrado en la sala Bilborock, ubicada en el Muelle de la Merced.

Con tan solo 6 años Luca comenzó a tener interés por el cubo de Rubik. “Fue una casualidad porque en casa nadie hacía cubos”, contó ayer su ama Leire Rubio, quien no paró de grabar a Luca mientras estaba compitiendo. El rostro de Leire reflejaba emoción, orgullo. “Es el segundo campeonato al que se presenta y la verdad que disfruta mucho”, contó. Por ello, no dudaron en dejar la playa donde se encontraban de vacaciones para asistir a este certamen. “Veo que aquí Luca está a gusto y como es el más pequeño se fija en los demás participantes para aprender algo y la gente mayor también le enseña algún truco. Además, ha venido diciendo que va a quedar el último. Eso es lo positivo que se saca de estos campeonatos porque son muy sanos, no hay nada de competitividad entre los participantes”, contó. Y añadió bien segura: “Que jueguen al cubo va muy bien para la concentración y para tener constancia de que para aprender algo hay que practicarlo”. A pesar que la mayoría de los allí presentes tendría una media de 16 años, los adultos también se dejaron ver entre los participantes. Es el caso de Rubén Perugorria que, a sus 34 años, no dudó en ir acompañado de su hijo Ekain, de 10 años, para participar ambos en el torneo.

De hecho, esta iniciativa -que viene de la mano de la Asociación Euskal Rubik e impulsado por el Ayuntamiento de Bilbao a través del programa municipal Ideiak Martxan- se trata de un evento organizado por jóvenes y dirigido también a un público joven. Olatz Iturburu es otra de las amatxus que no dudó en acompañar a su pequeño para que disfrutase del torneo. Su hijo Asier, de 10 años, disputó ayer su primer campeonato de Rubik. “Me lo estoy pasando muy bien y espero poder estar en otros torneos”, dijo el pequeño. Su madre también estaba encantada. “Están concentrados y además también aprenden los movimientos con el cubo y, cuando están así de entretenidos, no están con videojuegos”, agradece Olatz. De hecho, recuerda que todo comenzó en el cole de Asier. “Se puso de moda y le compré un cubo de 3x3. Ahí fue cuando empezó todo”, cuenta. Al de poco tiempo descubrió una tienda bilbaina donde únicamente se venden cubos de Rubik y Asier ya colecciona unos 20.

Mañana, la gran final del torneo Tras celebrarse ayer una jornada de doce horas -comenzó a las 9.00 y terminó a las 21.00 horas- hoy se disputará la gran final. Antes de ello, de 9.00 a 12.30 horas, aproximadamente, se celebrará la semifinal de este torneo y, a las 12.30 horas comenzará la gran final. Al tratarse de una iniciativa que tiene como fin fomentar y apoyar las iniciativas juveniles bilbainos, los propios organizadores del torneo también lo son.

En este caso Rubén López, un bilbaino de 16 años, es quien lleva las riendas de este certamen. “La idea de organizar algo como esto surgió por la falta de campeonatos en Bilbao, una ciudad en la que hay muchísima comunidad de gente que hace cubos, por lo que queríamos hacer un torneo grande en el que pudiéramos hacer categorías que no hay en todos los torneos”, explicó el joven. De hecho, al tratarse de la primera edición intentarán que el año que viene se vuelva a celebrar al ver la buena acogida que hubo ayer. Precisamente, en el certamen se pudo disputar de las categorías 6x6 y 7x7, niveles que no se disputan en todos los torneos. Además, también se disputaron las de 3x3x3, 2x2x2, 4x4x4, 5x5x5, Pyraminx, Megaminx, Skewb, Square-1, 3x3x3 a una mano, a ciegas o incluso múltiples cubos a ciegas.

En el certamen participaron 75 jóvenes, que tenían una media de edad de 16 años, de diferentes puntos del estado como Andalucía, Madrid o Catalunya. Además, también hubo participantes procedentes de Francia, Marruecos y Rusia. Cada uno de ellos resolvió en cada ronda 5 cubos de Rubik. El resultado obtenido en el torneo se almacenó en la base de datos de la WCA -World Cube Association- y todos los participantes quedaron clasificados en un ranking a nivel mundial. “La participación ha estado muy bien, la parte donde estaban los participantes se ha llenado mucho”, dijo López, quién afirmó que a medida que iban pasando las horas los espectadores cada vez iban llenando los pocos huecos vacíos que había en el acto para no perder detalle del certamen.

Secciones