posible rotura de cruzado

Sancet podría perderse la temporada

El navarro sufrió ante la gimnástica una entorsis de rodilla y las pruebas a las que será sometido hoy deben descartar o desvelar una rotura de cruzado

Pako Ruiz - Lunes, 3 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - Apenas pudo pegar ojo durante la madrugada del domingo. La inquietud le tenía paralizado, aunque su cabeza no dejaba de dar vueltas. Se trata de una sensación angustiosa cuando pocas horas antes se sufre una lesión de rodilla de la que no se sabe el alcance real. Ohian Sancet (Iruñea, 25 de abril de 2000) tiene cita esta mañana en la clínica IMQ de Bilbao. Ha cruzado los dedos minuto sí, minuto también. Desde que sintió un dolor agudo en su rodilla izquierda a los 37 minutos del duelo que disputaba el pasado sábado con el Bilbao Athletic en el campo de Santa Ana de Tanos. Sancet se dio cuenta de que podría haberse roto tras ejecutar un mal gesto en una acción ante un futbolista de la Gimnástica de Torrelavega que le obligó a pedir el cambio. El fino centrocampista abandonó en el terreno de juego ayudado por los servicios médicos del filial rojiblanco sin necesidad de reclamar una camilla, matiz que le ha levantado el ánimo para confiar en que el percance se quede definitivamente en lo que rezaba el parte médico publicado en la web oficial del club: una entorsis en su rodilla izquierda.

Hoy se deben conocer los resultados de las pruebas a las que será sometido Sancet, que podría perderse prácticamente lo que resta de campaña si se diera el peor de los diagnósticos posibles, la temida rotura del ligamento anterior cruzado. En ese caso, el periodo de baja se estimaría entre los seis y ocho meses, lo que, sumado a un periodo prudente para reaparecer, no le permitiría retornar hasta abril, ya en la recta final del curso. Los antecedentes de otros futbolistas de la casa no son halagüeños. También en esos casos (Iker Muniain, en dos ocasiones, Iker Undabarrena o Ager Aketxe, como los más recientes) se diagnosticó en un inicio sendas entorsis de rodilla. Pero se conocen otras situaciones que alimentan la esperanza de Sancet. El 9 de enero de 2016 Raúl García sufrió un percance similar en el Sánchez Pizjuán en un duelo ante el Sevilla tras una entrada de Vitolo, pero afortunadamente para el jugador se quedó en un esguince que le tuvo en la enfermería durante siete semanas.

Sancet, que no ha sufrido lesión alguna de gravedad durante su aún corta carrera, ha irrumpido de forma brillante este ejercicio desde que Eduardo Berizzo sorprendiera en junio al citarle para consumar la pretemporada con el primer equipo con solo 18 años casi recién cumplidos y con un bagaje de una sola temporada en las filas del juvenil de Honor. El iruindarra ofrece un perfil de futbolista diferente, con mucha calidad técnica, buena conducción de balón y llegada, cualidades que acentúan su condición de valor de presente y de futuro a corto plazo. En la pretemporada con los leones, Sancet, al que el Athltic fichó de Osasuna en edad cadete, compareció en cinco amistosos (Amorebieta, con gol incluido, Barakaldo, ADO Den Haag, Mainz y Augsburgo), si bien Berizzo decidió que ejerciese en el Bilbao Athletic, con el que debutó en la jornada inaugural frente al Tudelano, en partido en que fue determinante al firmar el primer tanto de la victoria de los de Gaizka Garitano (2-0).

contrato blindado A Sancet le ha ido todo muy rápido en los últimos meses. Cerró la campaña con el juvenil de Honor el 17 de junio, cuando los rojiblancos fueron apeados de las semifinales de Copa ante el Atlético de Madrid. Días después conoció la inesperada llamada de Berizzo y de seguido jugó los Juegos del Mediterráneo con la selección española sub’18 de Luis de la Fuente, con la que conquistó el título. Tras gozar de una sola semana de vacaciones, el de Mendillorri se incorporó al primer equipo y confirmó los indicios que apuntan a convertirse en un jugador con mucho porvenir en el Athletic, que a día de hoy le tiene prácticamente blindado con un contrato encadenado hasta el 30 de junio de 2022, aunque la entidad bilbaina manejaría revisarlo al alza al considerarlo unas de las joyas de la corona en Lezama. Solo queda que la fortuna le sonría hoy.

plan de trabajo