regreso escalonado

Fluidez en las carreteras vascas en la Operación retorno

Retenciones momentáneas en puntos habituales de la red viaria confirman un regreso escalonado de las vacaciones

J. Fernández - Lunes, 3 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Carreteras más bien despejadas durante la mayor parte del día;dársenas de autobuses y andenes de trenes con un leve y presuroso traqueteo de maletas, apenas imperceptible en comparación con otras temporadas del año, y una tacaña zona de llegadas en el aeropuerto retrataban ayer el cierre oficial del periodo vacacional. Oficiosamente, y a tenor de las descongestionadas escenas reproducidas en estos lugares, muchas personas han ido retornando a sus hogares de forma escalonada durante la semana. El resultado ha sido una operación retorno fluida y sin incidentes de relevancia.

De hecho, el balance de la jornada de ayer se cerraba con retenciones momentáneas en algunos puntos de la red viaria vasca (los tres vértices de la CAV: A-8-Cantabria, Armiñón y Biriatu). El parte de guerra incluye también caravanas en otros sitios como consecuencia de accidentes de tráfico. A la altura de Mendaro, por ejemplo, hubo unos 3 kilómetros;y algo menos en la recta de Ugaldebieta y en Gallarta, donde a media tarde (alrededor de las 19.30 horas) se produjo otra colisión.

En todo caso, la escena de carreteras despejadas también significó el final del pasado mes de julio, otro momento problemático hace años y que esta vez se saldó sin incidencias. Y todo, a pesar del incremento (2,25%) de los flujos circulatorios previsto por la Dirección de Tráfico del Ejecutivo vasco. El 60% de los 1.830.000 vehículos que cruzarán la geografía vasca este verano lo han hecho ya entre los meses de julio y agosto.

Los propios chóferes de autobuses de las líneas que enlazan Bilbao con la capital española o con Santander confirmaban, en declaraciones a DEIA, que la densidad de tráfico fue “muy poca” ayer y “casi todo el verano” resumía Raúl Medina, antes de volver a Madrid. “La gente sale ahora más escalonada” decía, por su parte, José Antonio Sánchez (Grupo Alsa) quien, a media tarde, gastabala batería de su móvil poco antes de ponerse al volante de su unidad con destino Santander. En su viaje de vuelta se cruzó con las ligeras retenciones formadas al anochecer, como ya es tradicional, a la altura del radar de Muskiz.

La zona de la muga de Biriatu también fue punto de encuentro para miles de coches. El pronóstico de la Dirección de Tráfico apuntaba a este fin de semana como el más conflictivo;sin embargo, las retenciones se han ido repitiendo desde mediados de semana, tal y como atestiguaba Rafa González, de regreso de Tarbes (Francia). Hasta tres horas se pasaron sus amigos en la muga el pasado miércoles. Y el sábado las caravanas fueron de 4 kilómetros cuando hace años superaban la decena.

A falta de un recuento oficial por parte de la Dirección de Tráfico del Gobierno vasco, el primer semestre se cerraba con 19 personas fallecidas en las carreteras, periodo en el que también se contabilizaron 119 heridos graves. Esto supone que se mantiene el número de fallecidos respecto a los contabilizados en el mismo periodo del pasado año, pero se reducen un 26,5% los heridos graves (15 menos), según datos recopilados por la Ertzaintza y Policías locales, recogidos por el Departamento de Seguridad.