iniciativa de varias organizaciones ciudadanas

La red de acogida confronta turismo e inmigración en Bilbao

Unas 150 personas participaron en el desayuno solidario organizado por la Red de Barrios de Acogida frente al Museo Guggenheim. (EFE)

Un desayuno solidario frente al Guggenheim sirve para reclamar más atención por parte de las instituciones Las organizaciones ciudadanas señalan que “hay que atender a todos”

B. Sotillo - Lunes, 3 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Con el objetivo de reclamar que Bilbao sea “una ciudad de acogida para todos”, tanto para los turistas como para los inmigrantes, la Red Barrios de Acogida de la capital vizcaina organizó ayer un desayuno solidario en la explanada del Museo Guggenheim, donde también se pidió a las instituciones vascas que presten más atención a las personas que llegan a la ciudad como destino o punto intermedio de su ruta migratoria.

Al igual que con el desayuno solidario organizado durante la pasada Aste Nagusia frente al Ayuntamiento de Bilbao, la iniciativa quiere recordar a los ciudadanos y las instituciones que el sistema de acogida articulado este verano para inmigrantes en tránsito tiene lagunas, como el hecho de que los domingos no abra el comedor donde estas personas desayunan. De ahí que sean las organizaciones vecinales las que se tengan que ocupar de facilitarles comida. Según recordó ayer la portavoz de la Red, María Viadero, gracias al trabajo de los distintos barrios se pueden cubrir “las carencias de la administración pública”.

Junto a un gran un cartel en el que se leía en francés Ongi etorri signifie bienvenues si vous avez argent (‘Ongi etorri’ significa bienvenidos si tienes dinero), unas 150 personas, entre inmigrantes y voluntarios, desayunaron y reivindicaron una mejor atención. Durante el acto también se exhibieron pancartas con los lemas Todos los derechos para todas las personasyNo más sueños ahogados.

Contraste María Viadero señaló que el desayuno solidario se había celebrado frente al Museo Guggenheim para hacer una denuncia pública del “contraste” entre los recursos que se destinan al turismo y los dedicados a los servicios públicos para brindar una acogida digna a los migrantes. La portavoz de la Red de Acogida y miembro de Ongi Etorri Errefuxiatuak reivindicó la “prioridad” de los derechos humanos frente a otras iniciativas y reclamó que las instituciones vascas, y en concreto el Ayuntamiento de Bilbao, cubran las necesidades básicas de los migrantes que actualmente están recibiendo atención en los barrios de la ciudad gracias a las organizaciones sociales y a la ayuda de los ciudadanos. “Hay que atender a todos, no solo a los que tienen dinero, sino también a los que llegan con otra mochila”, reclamó Viadero.

También recordó que la atención de acogida que se ofrece desde la administración a los inmigrantes cubre únicamente la posibilidad de pernoctar tres noches en el caso de los hombres pese a que también sería necesario “un recurso mínimo” en el que estas personas pudieran “estar durante el día”.

“En los últimos tiempos hemos escuchado que se plantean mejoras como ampliar a cinco noches, un nuevo albergue... pero son compromisos políticos que no sabemos cuándo se van a concretar”, lamentó María Viadero.

Secciones