Amorebieta 0 - Real Unión 3

No hay piedad para el Amorebieta

El Real Unión golea en Urritxe al conjunto azul, el único del grupo que todavía continúa sin puntuar

Jon Baraja - Lunes, 3 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

AMOREBIETA: Tena, Ibarbia (Min. 64, Murgoitio), Simic, Aurtenetxe, Joseba Orbegozo, Martins, Ortega, Iturraspe (Min. 55, Mujika), Oli, Pacheco (Min. 55, Tascón) y Orozko.

REAL UNIÓN: Txusta, Estrada, Etxebaguren, Esnaola, Urkizu, Ceberio, Etxaburu (Min. 82, Garrido), Beitia (Min. 20, Senar), Alain Eizmendi, Capelete (Min. 67, Lizarraga) y Mikel Orbegozo.

Goles: : 0-1: Min. 4;Capelete. 0-2: Min. 42;M. Orbegozo. 0-3: Min. 56;M. Orbegozo.

Árbitro: Pardeiro Puente (Cantabria). Amonestó al localOrtega;y al visitante Urkizu.

Incidencias: Unos 800 aficionados en Urritxe.

amorebieta - El Amorebieta sigue sin puntuar ni marcar tras dos jornadas. La casilla que sí engorda es el de dianas recibidas, después de las tres que le endosó ayer en Urritxe un Real Unión que decantó la balanza de su lado desde el minuto cuatro de encuentro. El que abrió la lata fue Capelete, pero el que no dio opción alguna a los zornotzarras fue Mikel Orbegozo. El ariete visitante, con pasado azul, firmó las dos siguientes, propiciando que los locales sean la única escuadra del grupo con cero puntos hasta el momento.

Tras la derrota cosechada en Calahorra en la jornada inaugural, Vélez de Mendizabal realizó dos modificaciones en su alineación. En defensa, Aurtenetxe fue la novedad en lugar de Arregi. En ataque, Orozko fue de la partida en detrimento de Mujika. Como en tierras riojanas, el marcador se les puso cuesta arriba nada más comenzar. Cuando muchos aficionados aún no habían escogido asiento, Eizmendin arrancó la moto por banda izquierda y puso un centro raso y tenso al borde del área. Ahí apareció Capelete y conectó un zapatazo letal. No reaccionó el Amorebieta. Fueron los irundarras quienes siguieron golpeando. Volvieron a ver puerta al cuarto de hora de partido, por medio de Orbegozo, pero el linier señaló fuera de juego. Segundos después, el disparo ajustado de Eizmendi se topó con la base del poste.

Recuperaron la compostura los azules y lograron que la pelota circulase más tiempo en campo rival, pero no ponían a prueba a Txusta, salvaguardado por una defensa que despejaba los continuos envíos de los vizcainos desde las bandas. El primer disparo con veneno lo protagonizó Martins, que se medía a su exequipo. El balón salió por encima del larguero. De mientras, los guipuzcoanos inquietaban a la contra. Al borde del descanso, Simic trató de emular el golazo que anotó la pasada campaña en Lasesarre, de tijera, pero esta vez no conectó bien. Respondió el visitante Urkizu con un latigazo que obligó a estirarse a Tena. Nada pudo hacer el arquero local para evitar que Orbegozo fuera el más atento en el barullo y sellase el 0-2 antes de enfilar el camino de los vestuarios. Pidió perdón por su condición de exazul, pero la diana valió de igual manera.

En el arranque de la segunda mitad volvió a mostrarse sin piedad el ariete visitante. Tena trató de atajar un disparo de Etxaburu, pero no lo consiguió. La pelota quedó muerta en el área y el más astuto fue de nuevo Orbegozo, que la empujó al fondo de la red. El choque quedaba sentenciado a más de media hora para el final. Hasta que llegaron los tres pitidos del colegiado, los zornotzarras buscaron el arco contrario con más corazón que cabeza. Lo intentaron a toda costa, pero se chocaron una y otra vez contra una muralla. Txusta solo tuvo que mancharse los guantes para cazar varios envíos aéreos. El siguiente compromiso de los azules será en Lezama, donde ellos fueron los últimos capaces de puntuar, hace ya diez meses.