la segunda en 15 días

La Ertzaintza investiga otro caso de violación en Donostia

La víctima presentó la denuncia por agresión durante la madrugada del sábado al domingo

Arantzazu Zabaleta - Lunes, 3 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Donostia - La Ertzaintza investiga una nueva denuncia por violación presentada en la madrugada del domingo por una mujer en Donostia. Al parecer, la agresión habría tenido lugar en el entorno de la playa de La Zurriola y de momento y con la investigación abierta, la Policía vasca no facilitó más detalles sobre las circunstancias de lo sucedido. Fue la propia joven la que acudió a la comisaría de la Ertzaintza en la capital guipuzcoana de madrugada para dar cuenta de lo sucedido, según fuentes policiales.

Tras tener noticia de la denuncia, el alcalde de Donostia, Eneko Goia, convocó para esta misma mañana (11.00 horas) la Junta de Portavoces del Consistorio para analizar los últimos datos de la investigación y consensuar una respuesta.

Y es que la de este fin de semana sería la segunda violación en poco más de quince días en Donostia y, además, en el mismo escenario: fue en La Zurriola donde tuvo lugar la violación a una menor de edad la noche del 16 al 17 de agosto, en el marco de las fiestas de Aste Nagusia, tras la cual dos jóvenes de 15 y 16 años fueron detenidos e ingresados por orden judicial en los centros para menores de Araba y Zumarraga acusados ambos de agresión sexual.

También en la zona de La Zurriola tuvieron lugar varias denuncias más por agresión y abuso sexual con menores implicados, en el marco de la diskofesta que se organizaba en las terrazas del Kursaal todas las noches festivas y que, tras las últimas denuncias, acabó siendo suspendida.

No fueron, sin embargo, las únicas agresiones, ya que durante los ochos días de fiesta fueron en total siete las denuncias presentadas por delitos contra la libertad sexual de las mujeres. También en el marco de la violencia machista, un joven de Urnieta quedó en coma tras haber sido agredido por el exnovio de una mujer con la que hablaba.

Con un balance tan negro y con la presencia de menores implicados en más de una ocasión, el Ayuntamiento donostiarra abogó por una reflexión más profunda y por no vincular el problema a una actividad festiva concreta. Sí anunció, de todos modos, que se iba a repensar y replantear el modelo de la citada diskofesta del Kursaal, una cita que atraía hasta ahora sobre todo a menores con edades comprendidas entre los 14 y los 16 años. Goia abogó, asimismo, por no limitar el problema a una cuestión de vigilancia policial.

Violencia machista