Sanantolines en Plentzia

‘Masterchef junior’, como postre de las fiestas de Plentzia

Los Sanantolines dicen adiós a seis días de celebraciones con los concursos infantiles de tortilla y de ensalada como plato principal y con otras actividades como el certamen de disfraces

Un reportaje de Marta Hernández - Martes, 4 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

El postre de las fiestas de San Antolín de Plentzia se sirvió ayer y no pudo ser más acertado. El último día de las celebraciones de la villa de Uribe Kosta tuvo como protagonistas a los concursos gastronómicos y fueron los más pequeños de la casa los que se enfundaron el delantal y no dudaron en ponerse a los fogones. Los certámenes de tortilla de patata y de ensalada fueron dos de los ingredientes del menú festivo de ayer, que también contó con pesca de muble, disfraces y olimpiadas infantiles y juveniles y, cómo no, con la kalejira de despedida de Antolintxu y Madalentxu y su recorrido por la ría.

La última jornada de los Sanantolines abrió boca con tortillas de patata y ensaladas, preparadas por los pequeños maestros de la cocina. Fueron muchos los que se animaron a coger el cuchillo y la sartén o a tirar de imaginación para elaborar apetecibles y saludables platos. En concreto, se presentaron a concurso 22 tortillas y quince ensaladas, entre las que estaban las ideadas por los grupos Pozoigorri, Kaskarinak o Tortitalde. Las amatxus de este último equipo gastronómico bromeaban diciendo que este próximo viernes empieza el cole, así que “aún tenemos unos días para descansar tras las fiestas”. Y es que las jaiak de Plentzia han sido intensas para los vecinos. “¡Hay que llegar a todo! A las actividades de los niños, de los mayores...”, comentaban las portavoces de Tortitalde. Ayer tocó día para los peques, porque también se celebró el concurso de pesca de muble sin muerte. Las cañas de pescar inundaron la ría y fueron hasta 51 los participantes que congregó esta iniciativa. Además, por la tarde, tuvo lugar uno de los momentos más animados con el concurso de disfraces para familias.

Pero, efectivamente, las seis jornadas de juerga por San Antolín han reservado instantes de diversión y disfrute para todos. Los adultos, por ejemplo, saborearon el domingo el día de cócteles, esa jornada en la que se brinda con la bebida genuina de Plentzia. Su receta ha experimentado cambios con el paso de los años y cada maestrillo tiene su librillo, pero los ingredientes imprescindibles suelen ser: helado de vainilla, Brandy 103, Ginebra MG, vermú rojo y vino Bandeira. Después, cada establecimiento hostelero le aporta su toque y la canela siempre es opcional. Por eso, hay que ir probando de un sitio y de otro y al final, uno puede acabar un poquito tocado...

Por actividades como estas, las celebraciones de la localidad han encandilado, una vez más, a vecinos y visitantes. Desde la comisión de fiestas realizan un balance positivo, tal y como traslada Idoia Bilbao, y ya piensan en tomarse un respiro después de estar al frente de la organización de todos los festejos de Plentzia. Eso sí, el municipio no parará la marcha. Sin ir más lejos, el día 22 de este mes tendrá lugar el festival de artes de la calle y el 5, 6 y 7 de octubre, el de música clásica.