plantas en Izurtza e Igorre

Toda la plantilla de Foseco inicia una huelga indefinida en protesta por el ERE

Toda la plantilla de la empresa Foseco, con plantas en los municipios vizcainos de Izurtza e Igorre, ha iniciado hoy una huelga indefinida en contra del ERE de extinción presentado por la compañía, que tiene intención de cerrar la primera de esas fábricas, según ha informado el sindicado LAB.

EFE - Martes, 4 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 13:12h.

BILBAO. El grupo multinacional Vesuviu, al que pertenece Foseco, dedicada a la fabricación y comercialización de productos químicos destinados a la industria, presentó el ERE el pasado mes de julio argumentando motivos organizativos.

En principio, el expediente afectaba a 42 de los 93 trabajadores, aunque la empresa comunicó ayer que ha reducido a 24 el número de bajas de trabajadores "gracias a un relevante número de recolocaciones en la fábrica de Igorre y en otros departamentos de la empresa, así como mediante prejubilaciones".

En una nota, LAB ha insistido hoy en que el ERE de extinción alcanza a 42 de los trabajadores, ya que, según este sindicato, la empresa no ha ofrecido "garantías" de que el expediente afectará a 18 puestos de trabajo menos que los previstos inicialmente.

En contra del ERE, el comité de empresa, formado por 2 miembros del Grupo Independiente, 2 de ELA y 1 de LAB, convocó una huelga indefinida en las plantas de Izurtza (78 trabajadores) e Igorre (15) que ha comenzado hoy y que ha tenido un "seguimiento absoluto, del 100%" en ambos centros, según LAB.

Este sindicato ha asegurado que Foseco "se encuentra en un momento en el que funciona a pleno rendimiento y genera todos los años grandes beneficios", aunque el grupo multinacional ha decidido "deslocalizar" la producción a la planta de la compañía en Alemania tras "la llegada de un nuevo gerente a la dirección de Vesuvius con fama de 'reestructurador'".

Tras resaltar que "no aceptará ningún despido traumático", LAB ha animado a continuar con la huelga y ha denunciado que, con Foseco, "el tejido industrial vasco se verá así nuevamente afectado al ver cómo la mitad de la plantilla de una empresa de Euskal Herria es liquidada a costa de la voracidad ambiciosa de un grupo multinacional, con el silencio cómplice del Gobierno vasco".