suma y sigue

El Guggenheim supera su propia marca y registra el mejor verano de su historia

En junio, julio y agosto pasaron por el museo bilbaino 445.147 visitantes, de los que el 76% fueron extranjeros

Maite Redondo - Martes, 4 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - 2017 fue un año excepcional para el Guggenheim Bilbao Museoa. El centro artístico, que impulsó la mayor transformación urbana y social jamás lograda por un museo, cumplió 20 años demostrando que su impacto cultural internacional no solo seguía vigente, sino que se incrementaba con el tiempo. No solo celebró su XX aniversario bajo el lema El Arte lo cambia todo, sino que ese verano superó su récord de visitantes.

El listón estaba muy alto, difícil de alcanzar, por eso desde el Guggenheim ayer mostraron una gran satisfacción al informar de que durante estos meses de junio, julio y agosto volvieron a batir el récord de afluencia de público de toda su historia. El verano de 2018 ha sido el mejor desde la apertura del Guggenheim en cuanto a público. En estos tres meses, pasaron por el edificio de Gehry 445.147 visitantes, lo que supone 17.383 personas más -un 4%- que el mismo periodo de 2017 y 32.005 más que en 2016, que a su vez fueron los veranos más exitosos de la historia del museo en su momento, lo cual confirma la tendencia al alza en los últimos años.

Además de situar a Bilbao en el top del panorama artístico mundial, el incremento de visitantes implica un mayor impacto económico. Desde su creación, aporta 457 millones de euros de ingresos adicionales para las Haciendas vascas, que recuperaron vía impuestos en solo tres años la inversión inicial.

más visitas, en agosto Concretamente, en junio disfrutaron de las exposiciones 110.013 visitantes, 4.496 más que el año anterior;en julio fueron 153.129, 5.663 más que en el año 2017, y en agosto 182.005 personas recorrieron el edificio de titanio, convirtiéndose así en el mes con más visitas.

El Guggenheim mantiene también su tirón internacional, ya que el 76% del público del verano procede de fuera del Estado (el mismo porcentaje que el año pasado). Que dos de cada tres visitantes del museo sean extranjeros certifica que, 21 años después, el museo sigue teniendo una audiencia en todo el mundo. Destaca, una vez más, la afluencia de franceses, que representan un 22% del total, seguido de ciudadanos de Italia (8%), Gran Bretaña (8%), Alemania (6%) y Holanda (5%).

También se incrementaron el porcentaje de visitantes vascos. Un 4% de las visitas de este verano proceden de Euskadi, frente al 3% del mismo periodo de 2017. No obstante, el verano no suele ser la época más elegida por los visitantes locales para ir al Guggenheim.

El día de mayor afluencia fue el martes 14 de agosto, cuando 7.715 personas accedieron a la pinacoteca. La media diaria durante este verano ha sido de 5.345 personas, superando en 148 la del año pasado.

acierto en la programación Pero ¿cuál es el éxito del museo para conseguir atraer a más de 445.147 personas en tan solo tres meses? Desde el museo apuntan al acierto de la programación estival. Los visitantes de este verano han tenido la oportunidad de disfrutar de exposiciones temporales como Arte y China después de 1989. El teatro del mundo(hasta el 23 de septiembre), Joana Vasconcelos: soy tu espejo (hasta el 11 de noviembre) y la muestra dedicada a Marc Chagall, que finalizó el pasado domingo. “Son exposiciones muy diversas y dan respuesta a los gustos de todos los públicos. Creo que todos los visitantes que se han acercado al Guggenheim han encontrado algo que les ha sorprendido y han salido satisfechos con sus visitas”, explican.

Una política de mantener el nivel de calidad de la programación expositiva que siempre ha defendido su director general, Juan Ignacio Vidarte. Así que para este invierno, el Guggenheim apuesta por dos exposiciones también con un gran tirón internacional: la colección Thannhauser y una retrospectiva de Giacometti. Dos muestras que llevarán al museo a igualar e incluso a superar el millón de visitantes durante 2018. A fecha de 31 de agosto, el museo ya había recibido 837.502 personas, un 2% más que en la misma fecha de 2017.