Colau dice que también se ha planteado dimitir pero sigue por responsabilidad

Ada Colau durante la rueda de prensa (EFE)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha criticado hoy la política "mediática, de las 'fake news' y la lucha partidista" a causa de la cual, en el último año, se ha planteado dimitir, como ha hecho hoy su compañero Xavier Domènech, pero sigue por "responsabilidad", por su "equipo humano" y por amor a su ciudad.

EFE - Martes, 4 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 21:30h.

BARCELONA. Tras la dimisión de Xavier Domènech de todos sus cargos, en el Parlament y como Coordinador General de Catalunya en Comú y Secretario General de Podem Catalunya, Colau ha publicado en su cuenta de Facebook una reflexión en la que ha criticado algunas formas de hacer política.

De Domènech ha dicho que es un hombre "inteligente, dialogante, culto y, lo más importante, una buena persona" y le ha agradecido "el enorme esfuerzo que ha hecho todo este tiempo, dando la cara por un proyecto de cambio social y político, en uno de los períodos más complicados de la historia reciente de Catalunya".

La decisión de su compañero, con el que hasta ahora compartía la coordinación de Catalunya en Comú, interpela "personal y políticamente" a la alcaldesa.

Ha recordado que ellos no son "políticos profesionales" y no están "entrenados para esta selva" de "presiones, difamaciones, negociaciones hipócritas y cinismo".

Colau ha subrayado que no están en política "por ambición de poder" ni por dinero, y recuerda que su código ético limita su salario a 2.200 euros al mes, ya que el resto lo destinan a proyectos sociales.

"A nosotros se nos exige más que a ningún otro partido, precisamente porque hemos venido a acabar con la corrupción y dignificar la política. Y no nos quejamos, lo asumimos", ha asegurado.

Sin embargo, cree que quizás ponen el listón "demasiado alto" a su propia gente y, sobre Domènech, reflexiona si "realmente era necesario que una sola persona asumiera tanta carga.

La dirigente de los comunes ha querido también hacer "una gran crítica hacia el sistema político actual" y ha apostado por poner la política "al servicio de la vida, no la vida al servicio de la política".

"La política mediática, la política de las fake news, la política de la lucha partidista que olvida los grandes objetivos y dificulta los consensos, la política de los ritmos frenéticos incompatibles con la crianza y el cuidado de las personas ... no nos gusta y no es nuestra", denuncia Colau.

"Yo (al igual que muchos compañeros) -añade la alcaldesa- también me he planteado dejarlo en más de una ocasión en el último año, que ha sido especialmente duro. De momento resisto por responsabilidad, porque hay un gran equipo humano detrás, porque quiero mucho a mi ciudad y es un honor trabajar para ella con un proyecto colectivo transformador sin ningún tipo de poder mediático ni económico detrás".

Aunque pueda sonar como una "caricatura", considera que se deberían "poner límites o al final sólo se dedicarán a la política hombres ricos, sin escrúpulos, corruptos y sin responsabilidades familiares".

Secciones