protestas de las ikastolas de Seaska

El nuevo curso escolar comienza entre protestas en Iparralde

Protestas de las ikastolas de Seaska en Iparralde

Las ikastolas de Seaska denunciaron mediante concentraciones la falta de medios

Franck Dolosor. Baiona - Martes, 4 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Las vacaciones de verano ya han terminado en Euskadi norte. Ayer, miles de estudiantes y profesores volvieron a las aulas en un curso escolar marcado por las protestas de las ikastolas de Seaska, que denuncian la falta de medios. Miles de alumnos, profesores y padres participaron ayer en la treintena de concentraciones convocadas en todos los centros, desde Hendaia hasta Sohüta en Zuberoa, pasando por Baigorri o Baiona. Hoy en día, la red de Seaska escolariza a casi 4.000 alumnos de entre 2 y18 años, lo que representa un 10% de los escolares del territorio, y necesitan 25 nuevos puestos de profesores. El gobierno de Macron ha concedido solo cinco docentes y Seaska se ve obligada a financiar el resto, lo que pone en riesgo su futuro, explican.

Además, tras el fracaso de las últimas negociaciones entre ambas partes, por primera vez en diez años el curso ha comenzado sin convenio entre Seaska y Educación. El presidente de la red de ikastolas recordó ayer que cada curso acogen a 200 nuevos alumnos y que se trata de la única red educativa que experimenta un crecimiento permanente. Según Paxkal Indo negar los medios necesarios para impartir una enseñanza de calidad es un auténtico ataque contra el desarrollo de la lengua vasca. Esta tarde los dirigentes de Seaska se reunirán en la capital labortana con los responsables de Educación y de la Oficina Pública del Euskera de Iparralde para buscar una solución al conflicto, que solo podría empeorar en los próximos años debido al aumento constante del numero de alumnos. Seaska, al fin y al cabo, oferta el único modelo que imparte una enseñanza íntegramente en euskera en un territorio en el que esta lengua no goza todavía de ningún estatus legal. Los euskaltzales han agradecido el apoyo de los parlamentarios que han llevado esta reivindicación a Paris. Max Brisson y Frédérique Espagnac, senadores conservador y socialista, y los diputados centristas Vincent Bru y Florence Lasserre David se han reunido en dos ocasiones con representantes de Educación para buscar una solución.

En Iparralde, un 70% de los niños están escolarizados en centros educativos públicos que también ofrecen enseñanza bilingüe, al igual que numerosas escuelas católicas. Hoy en día, en la enseñanza primaria casi la mitad de los niños estudia en modelos de inmersión o bilingües.

Secciones