tiempo extra para el Athletic

Un parón para asentarse

Imagen del último partido de Liga entre el Athletic y el Huesca (EFE)

Bielsa y Valverde sumaron sendas derrotas en el inicio de sus proyectos en el Athletic tras la primera pausa, mientras que con Ziganda el equipo ganó

A. Martínez - Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

bilbao - LaLiga Santander, en su afán por autoproclamarse como la mejor competición del mundo, que vive en un alambre de extraños sucesos que en ocasiones se repiten año tras año, le ha dado al Athletic un tiempo extra en forma de segunda pretemporada. Al aplazamiento de su encuentro frente al Rayo Vallecano debido a diversos problemas de seguridad en el estadio madrileño le ha seguido esta semana el primer parón de la temporada por los distintos compromisos internacionales. Lo que se traduce en que el conjunto rojiblanco estará 18 días sin competir, los que quedan en medio del choque ante el Huesca y la esperada cita del próximo 15 de septiembre frente al remozado Real Madrid de Julen Lopetegui.

Un parón más largo de lo previsto inicialmente en el que Eduardo Berizzo tendrá tiempo para incidir aún más en su idea de juego, que a tenor de lo visto en los dos primeros compromisos ligueros no ha terminado de cuajar en el seno de la plantilla, que apenas ha ofrecido chispazos del estilo que propone el argentino. A la vuelta del mismo llegará el tiempo de evaluar más en profundidad la propuesta del técnico así como los resultados obtenidos por el equipo tras un parón del que el Athletic regresó con derrota en el primer año de Marcelo Bielsa al frente del conjunto bilbaino, resultado que se repitió también en el regreso de Ernesto Valverde al Athletic. El curso pasado, con José Ángel Ziganda en el banquillo, los rojiblancos derrotaron al recién ascendido Girona. Esos son los antecedentes de tres de los cuatro proyectos que se han vivido en el club desde la llegada de Josu Urrutia y su Junta Directiva a la presidencia en el verano de 2011.

Pocos días después de que el lekeitiarra sucediese en el cargo a Fernando García Macua, Bielsa inició un camino que condujo al Athletic a las finales de Europa League y Copa y que en liga arrancó con un empate a uno en San Mamés frente al Rayo Vallecano en la segunda jornada liguera. La primera fue aplazada hasta el mes de enero debido a la huelga convocada por la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) por sus desavenencias con la Liga de Fútbol Profesional (LFP). Así, los leones y el resto de equipos de Primera División llegaron al habitual parón por las denominadas fechas FIFA, en las que las distintas selecciones cogen el testigo de los clubes, con solo un partido disputado. Al regreso del mismo, los números no pudieron ser peores para los bilbainos, que encadenaron tres derrotas y un empate antes de celebrar la primera victoria liguera del curso: en el derbi frente a la Real Sociedad en Anoeta (1-2).

La segunda etapa de Valverde al frente del banquillo rojiblanco arrancó con bastante mejor tono que la de su colega argentino. Sin previas europeas de por medio, el técnico tuvo tiempo de preparar a conciencia una temporada que terminó siendo histórica con la clasificación del equipo para la Liga de Campeones tras 16 años de ausencia. De la mano de Txingurri, el Athletic ganó su dos primeros compromisos ligueros ante Valladolid (1-2) y Osasuna (2-0 en el choque disputado en Anoeta debido a las obras en el nuevo San Mamés). Tras el parón, el Real Madrid frenó la racha de los bilbainos gracias a una cómoda victoria (3-1), el Celta se convirtió en el primer rival del nuevo campo y, aunque se adelantó en el marcador, se volvió de vacío a casa (3-2), mientras que el Espanyol se hizo con los tres puntos en la visita del Athletic a Cornellà-El Prat.

Triunfo y mala temporada Pese a que ganó tras esa primera pausa, peor le fueron las cosas al conjunto rojiblanco tras el parón del curso pasado. Ziganda arrancó su proyecto con solvencia en las previas europeas, un empate a cero ante el Getafe en el estreno de liga y una victoria por la mínima frente al Eibar, pero tras los compromisos internacionales de las selecciones y, aunque a la vuelta del mismo el Athletic venció con comodidad al Girona (2-0), encadenó después dos derrotas ( Las Palmas y Atlético de Madrid), un empate (Málaga) y una nueva derrota (Valencia) antes de reencontrarse con la victoria.

Este año, está en manos de Berizzo, su cuerpo técnico y la plantilla no repetir lo acontecido el curso pasado. Para ello, cobrará un papel importante el trabajo a realizar en los próximos días, empezando desde mañana mismo con la disputa de un amistoso a puerta cerrada ante el Valladolid. Para ayudar en lo que está por venir, de la enfermería ha salido ya Iñigo Martínez, aunque para ir directo a la concentración de la selección española. En el dique seco, además de Sancet, que será baja por un largo periodo, siguen aún Iago Herrerín y Aritz Aduriz, quienes apuran sus opciones para llegar a la cita ante el Madrid del próximo sábado, 15 de septiembre, en un parón que debe servir para que el equipo se asiente.

los antecedentes

Secciones