días luchando contra esta plaga en Atxondo

“Hemos estado días fuera de casa por las cucarachas”

Una vecina rocía insecticida a la entrada de casa. (Foto: Juan Lazkano)
Jessica muestra el cartón donde durante estos días han quedado atrapadas varias cucarachas. Fotos: Juan Lazkano

Una plaga de estos insectos trastoca la vida de los vecinos de Atxondo Los vecinos aseguran que el origen se encuentra en un palé que contenía papel y que llegó para una empresa

“A mediados de agosto matamos decenas de cucarachas que querían entrar en el portal”

Alain Salterain - Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Atxondo - Una plaga de cucarachas ha alterado la vida de la localidad. En pleno mes de agosto este insecto ha invadido casas, locales y comercios ante la intranquilidad de los vecinos. Muchos de ellos incluso se encontraban de vacaciones mientras las cucarachas conquistaban sus casas. Una situación que ha alertado a los vecinos que llevan días luchando contra esta plaga.

Todo empezó los primeros días de agosto, cuando, tal y como aseguran los vecinos, “llegaba un pedido hasta la empresa Cemosa, cercana a las viviendas. Nadie podía imaginar que en el palé venían escondidas estas cucarachas que nada más aterrizar comenzaron a invadir las casas más cercanas situadas al lado de la empresa, en el calle Autonomía y posteriormente han ido acercándose al centro urbano”. Los vecinos dicen estar más tranquilos y seguros, ya que la empresa está llevando a cabo una campaña de fumigación puerta por puerta, comercio por comercio y destacan también que el Ayuntamiento ha estado pendiente de la situación en todo momento.

Uno de los vecinos más afectados ha sido Truji, que recuerda cómo a mediados del mes de agosto, él junto a otro vecino mataron decenas de cucarachas que querían entrar al portal y a los garajes. “Nos poníamos en la puerta a matar los insectos. Eran pequeñas pero muy rápidas”, señalaba ayer mientras mostraba un vídeo grabado del interior de su casa en el que se podían ver decenas de cucarachas corriendo entre los armarios de su cocina. Del mismo portal otra vecina confesaba que cuando volvió de vacaciones no pudo entrar en su casa. “Hemos estado una semana fuera por las cucarachas, no se podía vivir, una de las paredes de fuera estaba negra de la cantidad de insectos que había”, señalaba ayer mientras apuntaba a la acera donde todavía se podían ver decenas de cucarachas muertas.

SITUACIÓN CONTROLADA Pero no solo han invadido las casas, también se han acercado al centro urbano, concretamente a bares y a una panadería. “A mi me han puesto una trampa para atraparlas y ya ves cuántas hay”, señalaba Jessica mientras mostraba una decena de cucarachas muertas dentro de un cartón. Sin embargo, Flora, del supermercado del pueblo, se mostraba muy tranquila, “no es para tanto, yo he visto una, pero el tema está controlado, han venido de la empresa a explicarnos la situación y yo estoy tranquila”. En el bar Penalty, la plaga de estos visitantes sigue siendo tema de conversación. Incluso todos los días tienen que rociar las paredes con un insecticida para impedir la entrada de las cucarachas en el local, “Ya hemos visto unas cuentas”, confesaba ayer Carmen.

Desde el Ayuntamiento, el alcalde de la localidad, David Cobos, señaló que están en contacto con responsables de Cemosa para mitigar el impacto de las cucarachas en el pueblo. “La empresa nos ha dicho que se hará responsable para acabar con la plaga, si fuera necesario actuaríamos nosotros también”, explicó. Por su parte responsables de Cemosa declinaron ayer hacer declaraciones sobre la situación y tan solo se limitaron a señalar que presentarán un informe y un plan de acción a la administración local.

Secciones