primera ronda de la Copa

Los Pradera: más que primos, pero rivales

Iñigo y Mikel, arietes de Gernika y Cultural que comparten todos sus apellidos, se miden hoy en primera ronda de copa

“Creo que será un partido igualado y con pocos goles. Apuesto por una victoria por 0-1” “Con un 1-0 nos vale, será un partido especial porque conozco a la mayoría de la Cultu”

Un reportaje de Jon Baraja - Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

iÑIGO Pradera Belar (Mallabia, 1994) y Mikel Pradera Belar (Zaldibar, 1995) no son hermanos, pero como si lo fueran. “Somos más que primos, compartimos todos los apellidos y llevamos toda la vida juntos. Mi padre y su padre son hermanos, y a la vez mi madre y su madre son hermanas. Hay brujería”, detallan estos dos jóvenes delanteros que acabaron optando por el fútbol pese a que hicieron sus pinitos como ciclistas y pelotaris, disciplina en la que arrasaron como pareja en el torneo del Duranguesado. Y eso que jugaban los partidos después de sus entrenamientos con el Eibar, cantera en la que ambos se forjaron. Por azares del destino, o más bien debido a una metedura de pata de la Real Federación Española de Fútbol a la hora de aplicar sus propias normas, hoy a partir de las 20.00 horas dejarán de ser uña y carne para librar una contienda a vida o muerte. Y es que el Gernika de Iñigo y la Cultural de Mikel se medirán en Urbieta en un duelo correspondiente a la primera ronda de Copa, a partido único.

Oficialmente, los dos primos, ambos profesores, ya se enfrentaron hace tres campañas, en Tercera, cuando Iñigo militaba en el Basconia y Mikel en el Santutxu. “Metí gol, pero perdimos”, recuerda el ahora ariete la Cultural, que hoy espera un choque “igualado y de pocos goles”. “Apuesto por un 0-1”, añade. El del Gernika, escuadra que regresa al torneo del KO 22 años después, también se moja: “portería a cero y con un golito nos vale, 1-0”. “Será un partido muy especial, además de a Mikel conozco a la mayoría de la Cultu, he jugado con muchos de ellos”, explica el hijo de Eli y Alfredo, y sobrino de Bakarne y Paco, padres de Mikel. Al que gane esta tarde, le tocará viajar dentro de una semana a tierras catalanas para medirse al vencedor del Cornellá-Sant Andreu. “Cuanto más lejos lleguemos, mejor. Para el club es muy importante económicamente”, coinciden dos arietes de perfiles similares, potentes y corpulentos, que señalan como referentes a jugadores como Aduriz, Dzeko, Lukaku o Giroud. “Antes jugaba más atrás y cuando empecé de delantero me fijaba mucho en Iñigo”, desvela el menor de los dos primos.

Este derbi no lo deparó el sorteo en un principio. Y es que la Cultural quedó emparejada con el Tudelano, en Tabira, mientras que el Gernika tenía la difícil papeleta de visitar al Mirandés. No obstante, horas después, la RFEF comunicó que se iba a repetir al haber incumplido su propia normativa, pues pasaron como exentos en esta primera fase a conjuntos que no podían serlo, ya que se habían clasificado desde Tercera y dicho privilegio se limita a los de Segunda B. “Era favorable jugar en casa, es una ventaja importante. Al menos nos tocó en Gernika, que no está tan lejos”, subraya Mikel. “No hay partido fácil, pero sí es cierto que es diferente jugar en Miranda a hacerlo en Gernika”, reconoce Iñigo.

En liga, tanto uno como otro suman un punto de seis posibles, tras dos jornadas en las que ambos equipos continúan sin ver puerta. “Los puntos son engañosos. En Langreo no merecimos perder y contra el Sporting B fuimos muy superiores”, apunta el que acaba de iniciar su tercer curso en el Gernika, donde “el grupo, la directiva y el pueblo te hacen sentir uno más”. La Cultural, por su parte, en su regreso a la categoría de bronce trece años después, ha empatado contra el Logroñés, caído contra la Real B y el domingo recibirá al actual campeón, el Mirandés. “Sabíamos que iba a ser difícil. Hay mucha diferencia. Antes podías fallar en alguna ocasión o ponerte por debajo y luego remontar, ahora como te metan un gol es muy complicado darle la vuelta”, destaca Mikel, al que el palo le privó de celebrar una diana el sábado en Zubieta. “Podemos ser la cenicienta del grupo, pero mantenemos una plantilla casi calcada y tenemos claro cómo queremos jugar, así que trataremos de dar lo sorpresa”, añade.

BARAKALDO-MUTILVERA Además del Gernika y la Cultural, el Barakaldo también se ganó un billete copero. En su caso, tanto en el sorteo invalidado como en el definitivo quedó emparejado con idéntico rival y escenario: el Mutilvera en Lasesarre. El choque tendrá lugar hoy a las 20.15 horas. En caso de vencer al actual campeón del grupo navarro de Tercera, categoría en la que permanece tras no ascender, los fabriles quedarán exentos de jugar la segunda fase y se situarán a un solo paso de medirse a un Primera.