Conferencia Sectorial de Migraciones

Otro intento para acordar el “reparto solidario” de menores

La mortalidad en el Mediterraneo se ha duplicado. (EFE)

Algunas comunidades acuden a la reunión con propuestas concretas para redistribuir la atención a ‘menas’

“No puede ser que haya territorios que concentren casi la totalidad de ‘menas”

B. Sotillo - Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Casi un mes después de la celebración de la primera Conferencia Sectorial de Migraciones en más de tres años, las comunidades autónomas y el Gobierno español volverán a intentar hoy resolver el problema de la saturación de los centros de atención a menores por el aumento en la llegada de inmigrantes de menos de 18 años no acompañados. Actualmente Euskadi acoge a uno de cada diez de estos menores y registra un fuerte incremento de este colectivo.

El reparto de menas (menores extranjeros no acompañados) es un concepto que no agrada a algunos responsables de servicios sociales, porque -argumentan- estamos tratando de personas en riesgo y muy vulnerables. Desde estos ámbitos se habla de “coordinar la solidaridad” de las distintas regiones y de mejorar los protocolos de atención a los menores. No obstante, desde la perspectiva de los políticos y los responsables de las administraciones concernidas por el problema migratorio se insiste en que en la reunión de hoy habría que acordar cupos o cuotas de reparto de los menas que se concentran en unas cuantas comunidades autónomas -Andalucía, Catalunya, Euskadi y las ciudades de Ceuta y Melilla, sobre todo- y que están causando una sobreocupación de los recursos destinados a acogerlos. Este polémico “reparto” no pudo acordarse en la reunión del pasado 6 de agosto y quedó aplazado para hoy miércoles.

Euskadi, entre otras comunidades autónomas, reclama ese reparto, redistribución o establecimiento de cupos para los menores extranjeros y apela a la solidaridad de aquellas zonas del Estado español que no viven la llegada y acogida de estos jóvenes con la misma intensidad. Así, en agosto se acordó que en la cita de hoy se planteará de nuevo la necesidad de que todas las comunidades autónomas asuman una parte proporcional de los casi 8.000 menas que hay contabilizados en estos momentos en el Estado. Una cifra que aumenta constantemente por la incesante llegada de pateras y por la permeabilidad de la frontera marroquí.

Y son precisamente las autonomías que tienen mayor número de menas las más interesadas en que se solucione el “desequilibrio” en la distribución territorial. En la anterior Conferencia, Euskadi, Andalucía y Valencia reclamaron el establecimiento de cuotas para la atención a los menores, pero se encontraron con las reticencias de otras comunidades autónomas y el tema se aplazó hasta septiembre.

Propuestas autonómicas Desde la Junta de Andalucía ya han adelantado que en esa reunión van a pedir “una responsabilidad compartida entre todas las regiones y más recursos económicos para atender a las personas que llegan a las costas andaluzas, especialmente a los menores”. El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, abogó recientemente por “establecer un plan integral como país, donde las comunidades compartan entre todas la atención de los menores no acompañados”. También recordó que en lo que va de año han llegado a las costas andaluzas más de 4.100 menores y destacó el “enorme esfuerzo para atenderlos” realizado por el Gobierno andaluz, que acoge al 40% de los menores extranjeros contabilizados en el Estado. Por este motivo, Andalucía acudirá a la reunión con el objetivo de reclamar un sistema de “redistribución” para reasignarlos a otras comunidades porque -argumentan- son una “responsabilidad compartida”.

En estos momentos “el 40% de los menores no acompañados que llegan se están atendiendo en Andalucía, porque no hemos dejado de atender a ninguno”, destacó la presidenta Susana Díaz la semana pasada, insistiendo en que “tiene que haber responsabilidad de todas las comunidades autonómicas para compartir su atención y hacerlo con los recursos adecuados que se necesitan hoy”.

Según la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, en todo 2015 llegaron a Andalucía 895 menas, cuya atención supuso un coste para la Junta andaluza de 17,7 millones de euros;en 2018, la inversión para atender a los menores asciende ya a 45,4 millones de euros.

Otra propuesta concreta que se pondrá sobre la mesa hoy es la de la ciudad autónoma de Melilla, cuyo consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, planteará la devolución de menores extranjeros a Marruecos en virtud de los tratados internacionales y su redistribución entre el resto de comunidades. El consejero señaló que para los melillenses el fenómeno de la presión migratoria de menas marroquíes “es antiguo y complejo, pero se ha agravado en los últimos tres años”. Detalló que en Melilla entran a diario una media de 4 menores, “sin contar un número indeterminado de jóvenes adultos que se hacen pasar por menores” y en los centros hay ahora “cerca de 800 menores (112 niñas y 650 niños);los chicos tienen una media de edad de 16 años y chicas de 17”. Esta cifra -dijo Ventura- es “muy superior” a la que “se puede atender” en una ciudad de 13 kilómetros cuadrados, con cerca de 88.000 habitantes. Melilla también propondrá dar un tratamiento diferenciado en la legislación y en los protocolos de actuación en protección de menores a los menores extranjeros y a los estatales;el reparto equitativo y continuado entre las comunidades autónomas;cambios legislativos que “eliminen los incentivos que les motivan a venir” y mayor implicación de la UE en “una situación que se da en la puerta de entrada a Europa”.

La presencia de menas en Euskadi, donde hay más de 700, también ha sido calificada de “desproporcionada” por el Gobierno vasco, que es partidario del reparto de menores entre todas las comunidades, evitando así que algunas zonas estén sobrecargadas y en otras apenas haya presencia de estos jóvenes inmigrantes. Entre el Gobierno vasco y las tres diputaciones ya hay “unanimidad” en torno a que sobre los menas debe regir “el principio de corresponsabilidad institucional” para el “reparto de cotas” por territorios en el Estado.

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, avanzó ayer que no puede ser que haya territorios que “concentren sistemáticamente casi la totalidad” de los menores extranjeros no acompañados y otros no acojan a prácticamente ninguno.

En este sentido, avanzó que la posición de Euskadi es la de trasladar al Gobierno español que “tome cartas en el asunto” y adoptar decisiones para que se haga un “reparto” equitativo de los menas por las comunidades autónomas.

Las cifras

Secciones