Plan de Infraestructuras 2014-2018

El curso escolar comienza con cinco nuevos centros en Euskadi

Este año abren sus puertas cinco centros educativos, dos en Bilbao y el resto en Gasteiz, Bergara y Urduliz

Idoia Alonso - Miércoles, 5 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - Dicen que el saber no ocupa lugar. Pero este conocido dicho popular no es del todo cierto porque el saber se encuentra normalmente en las aulas, con sus sillas, sus paredes, sus conexiones a Internet y sus pizarras. En 2009 una treintena de colegios de Euskadi recurrían a barracones y módulos prefabricados por falta de aulas debido al repunte de la natalidad y la llegada de la primera oleada de estudiantes migrantes. La crisis no ayudó porque las inversiones prácticamente desaparecieron de los presupuestos del Departamento de Educación ya que estaba centrado en garantizar el servicio.

Hoy en día la situación ha cambiado gracias al Plan de Infraestructuras 2014-2018 por el que el Gabinete de Cristina Uriarte ha destinado 300 millones de euros para desarrollar 193 actuaciones dirigidas a mejorar el parque de edificios educativos de la CAV. Inicialmente fueron 140 obras, pero se añadieron 53 para dar respuesta a las necesidades que han ido surgiendo durante los últimos cuatro años.

Muchas localidades y barrios de la geografía vasca ya se han beneficiado de este gran esfuerzo inversor, que continuará con el nuevo Plan de Infraestructuras 2019-2020 que ya elabora el Departamento. Según explican fuentes de Educación a DEIA, el nuevo plan seguirá cuatro líneas estratégicas: la renovación del parque de edificios, cubrir los patios exteriores, la adecuación de los espacios educativos a los nuevos métodos pedagógicos, con mayor flexibilidad y el compromiso con el medio ambiente y la eficiencia energética.

Por ahora este segundo plan es un borrador sin consignación presupuestaria. Lo que sí es realidad es la apertura este curso de cinco nuevos centros educativos: el Instituto Zabalgana de Gasteiz (8,1 millones de euros), el Instituto Pagasarribide de Bilbao (3,4 millones de euros), el Centro de Formación Profesional Altuna de Bergara (7,3 millones de euros), la ampliación del Instituto San Adrián de Bilbao (2,9 millones de euros) y la ampliación del Centro de Educación Infantil y Primaria Elorza de Urduliz (3,4 millones de euros). La puesta en marcha de estos modernos edificios redundará en miles de estudiantes y sus familias, que esperaban como agua de mayo su apertura.

Además, Educación ha destinado 4 millones de euros para realizar este verano un total de 297 obras para el acondicionamiento y mejora de los centros educativos de la geografía vasca. Fuentes del Departamento afirman que se ha aprovechado el periodo vacacional “porque los centros educativos se encuentran vacíos y por tanto las obras no han causado molestia ni alteración alguna en su día a día”. Se trata de obras menores, pero necesarias en el día a día de la vida escolar, como la modernización de aulas, el arreglo de suelos y techos, sustitución de ventanas o la reparación de goteras y calderas, etc. “Estas obras permiten dar una respuesta rápida y eficiente a las necesidades que presentan los centros escolares de cara al nuevo curso”, aclaran desde Educación. De las 297 actuaciones de mejora, 137 se han realizado en Bizkaia, 98 en Gipuzkoa y las 62 restantes en Araba.

La renovación del parque educativo público prosigue porque acaban de iniciarse o se iniciarán a lo largo de este curso cuatro nuevos centros, como la Eskola Txikia de Zumaia con una inversión cercana a los 2 millones de euros. El edificio que alberga la escuela en la actualidad tiene una antigüedad cercana a los 100 años y una superficie insuficiente en sus locales. No reúne las condiciones mínimas de confort y de seguridad exigibles a un centro escolar. Además, carece de un espacio de juegos adecuado y de comedor, por lo que utilizan el frontón del pueblo y un local junto al mismo para estas actividades. El nuevo centro viene a corresponder a una agrupación de aulas en las que se mezclan niños de distintas edades, con los servicios y espacios complementarios que se consideran necesarios para su funcionamiento. Se prevé que las obras comiencen este mismo mes y entre en funcionamiento a finales de 2019.

En otoño comenzarán las obras de ampliación del CEIP Lemoiz y la construcción de un porche de 300 metros cuadrados por 1,7 millones de euros, proyecto que finalizará a principios de 2020. En marzo se puso la primera piedra del CEIP Errekabarri para dar una solución a las necesidades del barrio gasteiztarra de Sailburua porque en la actualidad el centro se encuentra en un barrio cercano. Con una inversión de 6,25 millones de euros, el edificio tendrá tres piezas y una pista deportiva cubierta. Se estima que abrirá sus puertas en 2019.