Se logrará algún día

Juan Carlos Audikana Hueda Gasteiz - Jueves, 6 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

La puntillosa memoria histórica. La tan traída y llevada reforma laboral. Las amenazas latentes del Partido Popular ante la despenalización del aborto con sus plazos y rebobinar sobre matrimonio homosexual. El cuestionamiento de la dinastía borbónica a la que nadie a votado como rey. Los independentismos que están en la cabecera de cama de los líderes políticos vascos y catalanes. La exhumación de Franco y su traslado a otro lugar desde el Valle de los Caídos. Lo que está claro es que vuelve a surgir que la transición española no se hizo de manera normalizada sino a trancas y barrancas y de aquellos barros estos lodos. Cabe alguna esperanza para poder ver la luz después de esta travesía del desierto democrático.