medida extraordinaria

Madrid ofrece 40 millones para atender a los 10.100 menores

El Gobierno busca incentivar a las autonomías para que acojan, voluntariamente, a los ‘menas’

Marta Martínez - Jueves, 6 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - El Gobierno español destinará 40 millones de euros a incentivar a las comunidades autónomas a que acojan, de forma solidaria, a menores extranjeros no acompañados (menas) y hacer así posible una distribución entre ellas. Se trata de una medida extraordinaria ante la situación de algunas comunidades que asumen el cuidado de gran parte de los menores extranjeros que llegan solos al Estado. Se calcula que, en la actualidad, hay unos 10.100 menores no acompañados que dependen de los sistemas de acogida autonómicos. Andalucía, por ejemplo, es responsable de más de 4.000 de ellos, Catalunya, de 2.200, y Euskadi,de más de 700.

La medida anunciada por el Gobierno Sánchez será, no obstante, de carácter voluntario. Así, las comunidades tendrán un plazo de 15 días para presentarse y, una vez cerrada la acogida solidaria entre territorios y fijado el número de menores por cada autonomía, se procederá al reparto de los fondos que se realizará mediante un anticipo de crédito, que después cada comunidad tendrá que justificar. “La idea está sobre la mesa y ahora tenemos un trabajo muy intenso de 15 días, en los cuales las comunidades, voluntariamente, tienen que decir si son solidarias en esta atención que queremos dar de calidad a los niños y adolescentes”, indicó la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón.

Al respecto, la consejera de Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Lide Amilibia, que participó ayer en la Mesa de coordinación interterritorial sobre menas, destacó que “los 40 millones es una buena noticia, pero solo con eso no vamos a solucionar el tema de los menores extranjeros no acompañados”. En este sentido, la consejera valoró de forma positiva la creación de la mesa interautonómica para tratar el tema. “Las instituciones vascas estábamos solicitando que se constituyese esta mesa desde tiempo atrás y hoy, por fin, hemos conseguido sentar alrededor de una mesa ocho ministerios y las comunidades autónomas”, destacó.

Durante la reunión, Amabilia pidió corresponsabilidad entre comunidades, “ya que hay territorios que concentran la totalidad de los menores no acompañados y otros que no acogen prácticamente a ninguno, por lo que es preciso un reparto solidario de los menas por las comunidad autónomas que permita una mejor inclusión de los mismos”.

En este sentido, la consejera espera que en las próximas semanas se concreten medidas de corresponsabilidad. “Se han constituido dos mesas de trabajo y ahí se va a debatir la fórmula o la manera más adecuada de tratar entre comunidades esa corresponsabilidad, esperamos que en esas mesas podamos concretar, hoy nos hemos centrado en establecer las tres líneas de trabajo”, indicó.

El Gobierno vasco pidió “agilidad” en la constitución de los grupos de trabajo y que éstos se pongan a trabajar en el plazo máximo de 15 días, “además de que se vayan concretando las tres líneas de actuación propuestas -solidaridad entre territorios, modificación y/o actuación del protocolo marco de intervención de con los menas y revisión del modelo de atención para acomodarlo a las especiales necesidades de este colectivo-”.

Extremadura, voluntaria Extremadura ha sido la primera comunidad en ofrecerse voluntaria. Antes de la reunión, el consejero de Sanidad extremeño, José María Vergeles, reiteró su ofrecimiento de acoger a “entre 18 y 20” menores y reclamó que se establezca “un protocolo serio” entre el Gobierno y las comunidades autónomas que determine cómo debe hacerse esa acogida.