Relegado al banquillo

Unai Núñez, en busca del rol perdido

Unai Núñez, titular la pasada temporada en su estreno en Primera, se ha visto superado por Yeray y Nolaskoain

Arkaitz Aramendia - Viernes, 7 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Bilbao - La temporada no ha arrancado de la manera deseada para Unai Núñez (Portugalete, 30-I-1997), que vive su primera experiencia como suplente en la élite. Relegado al banquillo en el inicio del curso tras asentarse en el once inicial durante el pasado ejercicio bajo la dirección de José Ángel Ziganda, la llegada de Eduardo Berizzo ha traído consigo un nuevo reto para el portugalujo, obligado a no desfallecer y a ofrecer su mejor versión en cada entrenamiento para revertir su situación actual. El presente, no en vano, sitúa a Núñez ante la necesidad de dar pequeños, pero constantes pasos al frente en busca de una oportunidad para convencer sobre el verde al técnico argentino, que ha confiado en Yeray Álvarez y Peru Nolaskoain en las dos primeras jornadas de liga. En ambas, con Iñigo Martínez fuera de combate debido a una lesión muscular que el ondarrutarra ha conseguido dejar atrás, Berizzo miró hacia otro lado dejando en el banquillo a Núñez.

Los partidos previos de preparación, convertidos en auténticas pruebas de fuego para los tres candidatos a ocupar el eje de la defensa, acabaron por decantar al entrenador de Cruz Alta, seducido por la capacidad de Nolaskoain para dar salida al balón bajo su condición natural de centrocampista, así como por el ímpetu de Yeray, quien se ganó su plaza en el once inicial sobre la bocina. Fue en los últimos amistosos cuando el de Barakaldo, tras mostrar un nivel defensivo en claro proceso ascendente, logró adelantar a Núñez a ojos de Berizzo, que entiende que el de Portugalete y Yeray ofrecen prestaciones similares. Solo uno de los dos, por tanto, tenía hueco en las primeras alineaciones de la temporada, circunstancia que se repetirá de cara al futuro. La recuperación de Iñigo Martínez, para más inri, sacará a concurso un puesto menos, por lo que la lucha por entrar en el equipo se presenta intensa y de largo recorrido. A ello ha ayudado la poderosa irrupción de Nolaskoain, autor del primer gol del curso en el encuentro contra el Leganés.

En el aire está si frente al Real Madrid el próximo día 15, una vez finalizado el largo parón de liga en el que se halla inmerso el Athletic, el de Zumaia continúa en el once o cae a un banquillo del que intenta escapar Núñez, que completó un curso solvente en términos generales bajo la confianza de Ziganda. En un año en el que los leones rayaron por debajo de su nivel hasta el punto de firmar la segunda peor clasificación en liga en la historia del club, el portugalujo se mantuvo firme y erigió en uno de los rojiblancos más fiables. En total fueron 33 los partidos de liga que sumó a sus espaldas, con un gol de por medio. Tres apariciones más en la Europa League dieron forma a la particular hoja de servicios que presentó un jugador rápido al corte, poderoso en el juego aéreo y contundente en el cuerpo a cuerpo. La salida de balón, sin embargo, asoma como principal debe del vizcaino, cualidad a la que Berizzo otorga máxima relevancia.

Bien lo sabe Núñez, en plena carrera por convencer al argentino y recuperar el terreno perdido en las primeras semanas de competición. Concentrado con la selección estatal sub’21, la insistencia y el amplio margen de mejora que presenta a sus 21 años juegan a su favor. También la experiencia acumulada durante la pasada campaña en un año harto complicado del que no se quiere oír hablar dentro del vestuario rojiblanco, donde se ha multiplicado la competencia por la acumulación de jugadores que figuran en una plantilla que Núñez ha iniciado con el dorsal 3 a la espalda. Después de renovar su contrato como león hasta 2023 en octubre del año pasado, su objetivo pasa ahora por abandonar la suplencia y recuperar el rol de protagonista principal desempeñado escasos meses atrás, cuando lucía galones pese a su corta edad.

SIN PISTAS La próxima cita en San Mamés contra el Madrid se vislumbra como la primera opción de Núñez, que parte aun así en desventaja con respecto a sus rivales por la titularidad al no estar a las órdenes de Berizzo durante el parón liguero y haber sido suplente en la puesta de largo de la temporada frente al Leganés y Levante. En los ensayos realizados la pasada semana, no obstante, el técnico rojiblanco no quiso dar pistas acerca de la pareja de centrales que utilizará para hacer frente al equipo dirigido por Julen Lopetegi, si bien es cierto que Iñigo Martínez se fajó en todas las probaturas con el teórico once inicial.

No sucedió lo mismo con el resto de centrales, dado que Yeray, Nolaskoain y el propio Núñez se repartieron los tiempos como integrantes del teórico equipo titular y del suplente, respectivamente. Habrá que esperar por tanto a los entrenamientos de la próxima semana y a las palabras del propio Berizzo en vísperas de la visita del Madrid a La Catedral para conocer los planes del preparador argentino y el papel que tiene en mente para Núñez, que se encuentra ante un nuevo reto personal en su todavía corta carrera como profesional.