Congreso Europeo de Patología

Los entresijos de un congreso multitudinario

Los trabajadores estuvieron ayer desde las siete de la mañana adecuando parte del Palacio Euskalduna. Foto: Pablo Viñas

200 trabajadores transforman el Euskalduna para que dé comienzo hoy el simposium europeo de patología

Un reportaje de Laura Fernández - Sábado, 8 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO ya está preparada para volcarse a fondo en la celebración del Congreso Europeo de Patología. El montaje para adecuar la zona para la celebración de este acontecimiento comenzó ayer y el Palacio Euskalduna se convirtió en una auténtica oficina de obreros. Todos ellos no pararon de trabajar para que los 3.700 asistentes diarios que registrará el Euskalduna a partir de hoy, con la celebración del Congreso Europeo de Pathology, disfruten de las instalaciones y de todo lo que ofrece esta convención.

El sonido del taladro no paró de sonar durante todo el día de ayer en el interior del Euskalduna. Era un no parar. Desde las 7.00 horas de ayer, los casi 200 obreros no dejaron de trabajar en el lugar donde dará comienzo hoy la 30º edición del Congreso Europeo de Pathology. Eran incontables todos los camiones -repletos de productos- que había aparcados en la parte trasera del Euskalduna y así como también fue imposible contabilizar la cantidad de palets que entraron al Palacio cargados de cajas. “Algunas cosas pueden pesar hasta una o dos toneladas”, decían algunos de los trabajadores. También se pudo ver a muchos de ellos cargando en sus hombros sillas y mesas.

“Ayer (por el jueves) estuvimos en el taller ordenando todo para organizar lo que teníamos que traer aquí. Viajamos por la tarde y hoy, desde las siete de la mañana, llevamos montando todo esto”, comentó Yudianel García, un trabajador catalán. Se encontraba poniendo el suelo de un estand y junto a un compañero que conoció ayer, José Antonio Rengel, de Barakaldo, se disponían a introducir los cables en un subsuelo. Todos los trabajadores, procedentes de diferentes lugares, se encargaban de adecuar la zona que se les había asignado.

En los tiempos que corren, como no podía ser de otra manera, la tecnología también estará presente durante el congreso. “Las cosas que se ven ahora por el microscopio, por ejemplo, se tratan de manera digital donde se pueden observar muchos más aspectos”, comenta José Ignacio López, jefe de servicio de Patología del Hospital Universitario de Cruces y presidente del comité organizador del País Vasco, quien se quedó totalmente asombrado por la velocidad a la que trabajaron ayer los 200 trabajadores en el montaje para transformar el Euskalduna. “Es espectacular”, opinó.

En la historia de la patología La capital vizcaina ya está dentro de la historia de la patología. Y es que, uno de los primeros aspectos con los que se encontrarán los asistentes al Congreso Europeo de Pathology será una cronología de las mismas, en la que Bilbao ya está introducida. De hecho, en el Estado se han celebrado tres. En el año 1979 Valencia congregó este certamen;en 1999 lo hizo Barcelona y este año la capital vizcaina. Según comentan los expertos, esta edición contará con una ponencia del organizador del evento del congreso que se celebró en Valencia en el año 79, Antonio LLonbart, el más veterano.

Hoy, a las 19.00 horas, tendrá lugar el cóctel inaugural que contará con 20.000 pintxos para unas 1.500 personas. A partir de mañana por la tarde comenzarán las ponencias, a las que acudirán diariamente unos 3.700 profesionales de la patología. No es la primera vez que el Palacio Euskalduna acoge un congreso médico, pero el que da inicio hoy será el que mayor número de congresistas internacionales reúna hasta la fecha en la capital vizcaina. Una cita que se guardará para el recuerdo.

Secciones