El sacacorchos

La fuerza del puño

Por Jon Mujika - Sábado, 8 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

LOS cinco dedos separados son cinco unidades independientes. Ciérrelos y el puño multiplicará por mil su fuerza. El poder del grupo radica justo ahí: en la fuerza de voluntad que suman cada uno de los integrantes para convertirse en algo sobrenatural. La idea de sumar voluntades, un propósito sobre el que se sustenta el deporte del remo, viene hasta nosotros desde tiempos inmemoriales. No por nada, algunas tribus de África, el más antiguo de los continentes, progresaron con esa propuesta. ¿Cuál? La que te recuerda que si quieres ir rápido, ve solo pero si quieres llegar lejos, ve acompañado.

¿La velocidad o la distancia? Si uno viaja en el tiempo a las fuentes, a los orígenes del remo, se dará de bruces, por ejemplo, con los balleneros vascos de la nao San Juany de otras muchas tripulaciones que llegaron incluso a Terranova en pos de la ballena, a su caza. Cuentan los historiadores que ahí nació el deporte del remo, que ahora encuentra en Bilbao un nuevo espacio donde invocar el sacrificio y los sudores, el hombro con hombro de los navegantes y la fe en que la grandeza no depende tanto del tamaño como de la suma. Y el Bilbao que cada día mira más al agua aviva el fuego de la tradición para hacerla futuro.

Secciones