cumplen penas de entre 9 y 13 años de cárcel

Todos los presos del ‘caso Altsasu’ han sido ya acercados a cárceles vascas

Los acusados del ‘caso Altsasu’ durante el juicio en la Audiencia Nacional. Foto: Efe

Los tres últimos reclusos llegaron ayer a las prisiones de Zaballa e Iruñea

Sábado, 8 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

iruñea - Todos los jóvenes de Altsasu que fueron condenados por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y que se encuentran en prisión preventiva debido a que su sentencia no es firme y cumplen penas de entre 9 y 13 años de cárcel han sido ya trasladados desde los centros penitenciarios de Madrid a los de Zaballa (Araba) e Iruñea.

Tal y como dieron a conocer los familiares de los jóvenes, ayer se completó el traslado de Iñaki Abad y de Oihan Arnanz, que el viernes pasado ya habían sido derivados al módulo de ingresos de las respectivas prisiones en las que se encontraban. Abad fue trasladado a la prisión de la capital navarra mientras que Arnanz fue conducido a Zaballa.

De esta forma, los siete encarcelados por la trifulca de Altsasu se encuentran en alguno de los dos centros penitenciarios más cercanos a sus domicilios en la localidad navarra, lo cual al menos supondrá que sus familiares no tengan que desplazarse hasta Madrid para las visitas en prisión.

El último de los jóvenes que fue trasladado y sobre el que no se había informado previamente fue Jokin Unamuno, que abandonó la cárcel de Estremera y fue conducido hasta el centro penitenciario alavés. Sin embargo, este traslado no responde a la petición efectuada por la defensa y la familia de Unamuno, que habían solicitado que su destino fuera Iruñea en caso de que pudiera ser trasladado, como así ha sido. Por ello, los padres del recluso explicaron ayer a través de su perfil en la red social Twitter que conocieron del traslado gracias a otro preso que se encuentra en Estremera (Madrid), y que posteriormente fueron informados de que el familiar se encontraba ya en Zaballa.

A los padres les explicaron desde Instituciones Penitenciarias que Unamuno fue llevado a la prisión alavesa por “un error administrativo o una confusión con los papeles del traslado”, lo que calificaron ayer como “surrealista”. De momento, seguirá encarcelado en Zaballa.

TRASLADOS ESCALONADOS Los traslados de Abad, Arnanz y Unamuno fueron los últimos de los acercamientos escalonados que ha llevado a cabo Instituciones Penitenciarias sobre los jóvenes acusados de agredir a dos guardias civiles y a sus parejas en octubre de 2016. A finales de agosto se había producido ya el traslado de Jon Ander Cob y Julen Goikoetxea, mientras que el pasado viernes se había acercado tanto a Aratz Urrizola como a Adur Ramírez de Alda.

Para hoy, a las 11.30 horas, los familiares han convocado a los medios de comunicación a una rueda de prensa en la librería Katakrak de Iruñea, para valorar el proceso de acercamiento que se activó una vez se produjo el cambio en el Gobierno español.

El caso Altsasuse saldó con la condena de ocho jóvenes por agredir a dos guardias civiles de paisano y sus parejas en un bar de la localidad durante las fiestas del municipio en octubre de 2016. El pasado mes de junio la Audiencia Nacional condenó a siete de ellos a penas de entre nueve y trece años de cárcel por delitos de lesiones, amenazas y desorden público. La otra acusada, Ainara Urkijo, fue condenada a dos años de prisión por amenazas y no fue encarcelada al carecer de antecedentes penales. - E. C.

Secciones