José Palacios Pte. de la sociedad española de anatomía patológica

“Somos la medicina en la trastienda”

José Palacios

“La mayoría de la gente no sabe que el 98% de un diagnóstico de certeza del cáncer se basa en el estudio de un anatomopatólogo”, subraya José Palacios

Una entrevista de Nekane Lauzirika Fotografía Oskar González - Domingo, 9 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao- El presidente de la Sociedad Española de Anatomía Patológica reconoce que entre las asignaturas pendientes de la especialidad se encuentra la incorporación de forma generalizada de las innovaciones tecnológicas. “Los avances más importantes se basan en la patología molecular, la aplicación de biomarcadores en el área de cáncer para la predicción de tratamientos. Además, trabajar con imagen digital nos permitirá ofrecer más calidad asistencial al paciente”, recalca.

¿La anatomía patológica es la medicina en la trastienda?

-La especialidad es poco conocida porque no tenemos un trato directo con el paciente. Nuestra actividad aunque es importantísima, ya que damos el diagnóstico y la evaluación final de los factores pronósticos que guían el tratamiento, llega a los pacientes por otros médicos, bien oncólogos, cirujanos, dermatólogos...

Desde el punto de vista de la tecnología: TACs, radiografía… ¿Su especialidad evoluciona al ritmo de la tecnología?

-La anatomía patológica tiene que evolucionar al ritmo de la tecnología;las dos áreas fundamentales de ese desarrollo tecnológico que son la patología digital y molecular, donde se están produciendo grandes avances, fortalecerían más nuestra especialidad si existiera más inversión en nuestro servicio para incrementar o incorporarla.

¿Qué es más necesario: médicos que aprendan más tecnología o físicos, matemáticos, químicos… que aprendan medicina o un mix de ambos?

- Cada vez más en nuestros servicios de anatomía patológica incorporamos personas que vienen de otras carreras biomédicas, como pueden ser biología, farmacia… porque ellos tienen una formación más tecnológica. Debemos de avanzar en la incorporación de otros puntos de vista y a la vez formar patólogos que sirvan de posición intermedia;tenemos que hacer un curriculum híbrido entre lo que siempre hemos hecho que es el diagnóstico en microscopio basado en la morfología pero con unos conocimientos muy extendidos en otros ámbitos que nos permitan integrar otras especialidades

Como usuaria de la Sanidad, con tantas técnicas algunos pueden pensar que la máquina es la solución. ¿Puede sustituir al médico?

-No. En el ámbito puramente clínico de las consultas médicas siempre tiene que haber un facultativo que escuche al paciente, que le explore y que tome las pruebas complementarias. En nuestro caso como patólogos, lo básico es el estudio microscópico de las lesiones y eso hay que saberlo hacer muy bien porque resuelve un alto porcentaje de problemas y tenemos que tener información. Hay patologías muy complejas que si no se le aportan tecnología no podemos solucionarlas. Si nos comparamos con un clínico, nuestra primera consulta y lo que tenemos que hacer muy bien es el diagnóstico morfológico microscópico, pero sin tecnología adicional y pruebas complementarias no podemos dar un servicio de calidad.

Cuando se lee en un medio que han encontrado la activación de factores celulares en el laboratorio. ¿No se corre el riesgo de crear unas expectativas clínicas exageradas?

-Creo que los logros científicos que como tales son de conocimientos deben ser reconocidos y valorados por la sociedad. Otra cosa es que ese logro pueda tener en un futuro una perspectiva de aplicación clínica. Por eso cuando se transmita tiene que ponerse en su justa media. Hoy parece que todo lo que no logra una aplicación inmediata no puede ser objeto de noticia;todos estamos perdiendo oportunidades de dar a conocer a la sociedad que se está trabajando en generación de conocimiento que a la larga podrá generar una mejora en la calidad de vida de curaciones, pero es verdad que es muy difícil que un descubrimiento puntual pueda aplicarse inmediatamente a la práctica clínica.

¿Cómo se podría acelerar este sistema traslacional de la investigación a lo asistencial?

-La vía fundamental, independientemente de poner más recursos para la investigación, es que realmente en el ámbito sanitario se potencie mucho la investigación y que no haya centros de investigación por un lado para problemas clínicos y hospitales por un lado;tenemos que acercar la investigación a los hospitales y que sea visto por la administración como una estrategia integral de la actividad y no como algo que en muchas ocasiones hacemos poniéndole más tiempo, buscando recursos en otros lugares etc. En la medida que no se normalice que un hospital tiene que ser un centro de asistencia clínica, pero también de investigación, no vamos a poder acortar tanto la distancia en investigación y tratamiento de los pacientes.

Comparándonos con otros países de nuestro entorno ¿Cuál es el nivel de los patólogos del Estado?

-Muy bueno. El programa de formación MIR de residentes está bastante bien estructurado en nuestro país y el nivel de nuestros patólogos es comparable al de los países más avanzados. Otra cosa es que podamos disponer de más o menos recursos en determinados centros, pero a nivel internacional es bueno.

Desde el punto de vista administrativo, ¿cuál es su demanda: más plazas, mayor inversión...?

-En el ámbito formativo demandamos que la especialidad sea de cinco años porque todos los conocimientos son muy extensos y los cuatro años actuales son insuficientes para incorporar nuevas tecnologías. Además, tenemos que incrementar ligeramente el número de plazas MIR para que no haya déficit de patólogos. Actualmente estamos al límite. Y, por supuesto, hace falta inversión y que la Administración se dé cuenta de que necesitamos incorporar las nuevas tecnologías de la patología digital y molecular y que a través de esto se potencie el trabajo en red de los patólogos. Estamos trabajando con enfermedades infrecuentes o difíciles y el tener accesibilidad a un buen diagnóstico es importante. Si pudiéramos trabajar más en red mejoraríamos mucho nuestros resultados.

¿En un Congreso como el de Bilbao que es lo más valioso que conseguirán: Intercambio de experiencias, dar a conocer su especialidad, modificar actuaciones clínicas?

-Un poco de todo. Este es un Congreso europeo por un lado se dará un hay un debate de cuál es la situación de la patología a nivel europeo, de las necesidades y se llevará a cabo una puesta en común de la problemática. Por otro lado, tiene la parte científica de este tipo de congresos. Aunque se aportan nuevos conocimientos este evento europeo tiene un fuerte carácter educacional, de formación de patólogos jóvenes, de patólogos generales, ese es su mayor valor. Un Congreso de este calibre -más de 3.500 expertos- es una oportunidad para que los patólogos españoles y vascos den a conocer la especialidad poco conocida a nivel social.

¿El problema de la medicina es que si no se investiga no se avanza?

-Sí. La asistencia sanitaria en el Estado es muy buena pero si no seguimos aportando cosas nuevas dentro de unos años estaremos como ahora, pero en medicina si no se da una adecuada investigación e innovación no habrá traslación al paciente.

Secciones