laudio - nerbioi

Laudio renuncia a la subvención foral para reformar la residencia

Su reconversión en centro cultural queda aparcada dos años

Susana Martín - Domingo, 9 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 20:02h.

Laudio - La rehabilitación integral de la antigua residencia de ancianos de Laudio para su transformación en un centro cultural de usos musicales queda aparcada durante, al menos, dos años a pesar de que en los presupuestos de 2017 ya se reservó una importante partida económica de 2.200.000 euros para la obra, de los que 313.717 correspondían a una subvención concedida por la Diputación de Araba. El equipo de gobierno de EH Bildu ha decidido, ahora, renunciar a esa ayuda del Plan Foral de Obras y Servicios “porque, en estos momentos, no se dan las condiciones para ejecutar el proyecto”, justificó el viernes el portavoz del ejecutivo, Jon Ander Altube. Así se lo han comunicado ya por escrito a la administración foral a quien el gabinete de Natxo Urkixo agradece “el apoyo mostrado hacia esta importante inversión” y de la que espera vuelva a otorgar financiación “ya que nuestra idea es presentar, de nuevo, la iniciativa a la convocatoria de ayudas de 2020-2021”, avanzó.Las dificultades para abordar esta ambiciosa actuación arrancaron desde el mismo momento en que en 2016 se solicitó la primera subvención al Plan Foral de Obras y Servicios ya que la petición fue rechazada inicialmente pero aceptada después tras recurrir la decisión el Ayuntamiento de Laudio. Desde 2017, el único avance ha sido la redacción del proyecto definitivo “que ya fue dictaminado en comisión y aprobado el pasado mes de julio por la Junta de Gobierno Local”, recuerda Altube. Sin embargo, la partida económica consignada en las cuentas municipales de 2017 tenía que volver a incluirse en los presupuestos de este año que EH Bildu también renunció a presentar. En su lugar, planteó a la corporación local un listado de una treintena de inversiones que recogía la reforma de la antigua residencia. Los grupos de oposición rechazaron el documento hasta en dos ocasiones y obligaron al ejecutivo a explicar y negociar todas y cada una de las iniciativas “priorizando e incluyendo otras inversiones que han desplazado a esta”, lamenta. Y es que a pesar de apoyar el proyecto, los grupos de la oposición dudaban de la posibilidad de cumplir los plazos de ejecución de la obra marcados para 2019 y que de superarse llevaría consigo la devolución integra de la subvención concedida.Jon Ander Altube asegura que “desde el mes de mayo, que fue rechazado por primera vez nuestro plan de inversiones, hemos estado valorando la viabilidad de este proyecto” pero reconoce que “en estos momentos no se dan las condiciones y por responsabilidad hemos adoptado la decisión de renunciar a la ayuda foral”. Aún así, con el proyecto definitivo ya redactado y aprobado, entiende que “estamos preparados para presentarlo a la convocatoria de 2020-2021 y volver a obtener subvención”.La iniciativa contempla, en concreto, demoler todo el interior del singular edificio construido a finales del siglo XIX y que dejó de funcionar como residencia de ancianos en 2002. La idea es crear en su interior espacios diáfanos para su uso por agrupaciones de música y garantizar la accesibilidad.