EN VÍSPERA DE LA DIADA

Junqueras dice que no ve "atajos"para la independencia sin un referéndum acordado

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha asegurado que no ve "atajos" para la independencia sin un referéndum acordado con el Estado, y ha remarcado que es el escenario que ha defendido siempre y el que le hubiera gustado el 1-O.

EP - Lunes, 10 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 09:11h.

BARCELONA. En una entrevista este lunes de TV3 recogida por Europa Press, ha afirmado que "quien no quiso sentarse en la mesa a hablar no fue la parte catalana, fue el Ejecutivo de (Mariano) Rajoy".

Ha señalado que conseguir un referéndum pactado depende de la fortaleza democrática y que ésta "se cuenta con votos y con la complicidad de una sociedad vital, organizada, en la que los agentes sociales y económicos estén implicados y sean partícipes".

Ha considerado que la referencia parte de la "mayoría social conseguida en el paro de país del 3 de octubre". Junqueras, que se encuentra en la cárcel de Lledoners, ha remarcado que a la mayoría soberanista le falta verbalizar una estrategia común: "Para avanzar, es necesario tener el coraje de hablar claro. Y admitir donde somos y donde nos gustaría estar. Y a partir de aquí construir de nuevo aprendiendo de los errores cometidos".

Preguntado por si es partidario de avanzar elecciones, ha dicho que Cataluña "necesita estabilidad y unas instituciones fuertes desde donde exprimir al máximo todas las posibilidades de autogobierno para que quede claro que la autonomía es un techo que limita a lo que se podría llegar a hacer".

"EL GOVERN TIENE QUE GOBERNAR"

Junqueras ha subrayado que el "Govern tiene que gobernar, y tiene que gobernar bien, es su obligación", también, según él, para ganar credibilidad entre aquellos que todavía no son independentistas.

"La evidencia de que el Estado español no respeta al menos a la mitad de los catalanes es que encarcela a los que hemos intentado dar respuesta desde las instituciones a una petición masiva y razonable como es el decidir nuestro futuro en las urnas", ha remarcado.

Sobre la oferta de diálogo del Gobierno de Pedro Sánchez, ha afirmado que ERC ha estado siempre abierta al diálogo y el pacto, y ha visto la posición del presidente del Ejecutivo central "un indicador de un cambio de voluntad, pero tiene que ser sincero y tener concreciones. Si no va más allá será fachada y gestos vacíos".

"También es verdad que no podemos esperar que de hoy para mañana todo cambie y acepten aquello que han rechazado siempre. Nuestra obligación es persistir y empujar en todas direcciones", ha subrayado.

Un año después del 1-O, que ha calificado de victoria democrática ante un Estado autoritario, ha sostenido que es el mejor ejemplo que cuando existe "alienamiento" entre las instituciones, la sociedad civil organizada y la ciudadanía se consiguen grandes cosas.

Preguntado por si es partidario de un 'paro de país' como propone la ANC, ha dicho no tener suficiente información sobre ello y qué piensan los agentes sociales y económicos.

LAZOS AMARILLOS

Sobre los lazos amarillos, dice que expresar solidaridad le parece un derecho básico de libertad de expresión, pero que "pasearse encapuchado, amenazando, armando con cúters o navajas e incluso agrediendo a la gente es intolerable y absolutamente condenable".

Ha negado que exista fractura social en Cataluña, pero ha lamentado que hay "una voluntad manifiesta para fracturarla y para justificar la violencia en nombre de una bandera y de la unidad de España. La violencia, sea la que sea, es inadmisible".