estatus de autogobierno

Del Burgo acusa a PNV y Bildu de “refundar ETA” con el estatus

La coalición abertzale plantea que los juristas tomen como eje el pacto con el PNV y valoren los votos discrepantes, pero quiere un límite: que los añadidos no tumben el derecho a decidir

Míriam Vázquez - Miércoles, 12 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - En los próximos meses, los juristas van a tomar el testigo de los partidos políticos para transformar en un articulado sus propuestas sobre el estatus de autogobierno, pero esta nueva fase no traerá ningún cambio en la posición del PP, que sigue manteniendo una actitud inmovilista y no cree que haya que reformar el Estatuto de Gernika. El experto que ha designado para este debate, el expresidente navarro Jaime Ignacio del Burgo, además, elevó ayer la temperatura de la negociación al acusar directamente al PNV y EH Bildu de “refundar ETA” con las bases que han pactado sobre el estatus de autogobierno. Ha llegado a esa conclusión porque la izquierda abertzale ha pasado de defender la independencia a prestarse a una relación de igual a igual con el Estado, y ese planteamiento, a su juicio, supone la refundación de ETA. Esta crítica, que retrotrae al discurso más duro del PP en los años de plomo, se produce con la organización ya desarmada y disuelta.

La Ponencia de Autogobierno se reunirá hoy en el Parlamento Vasco para formalizar el encargo a los juristas, que tendrán ocho meses para redactar un articulado con las propuestas. Fuentes de EH Bildu consultadas por este periódico revelaron cuál es su posición. Defienden que el trabajo de los expertos responda al acuerdo suscrito con el PNV, porque ambos grupos son mayoría en el Parlamento. La coalición abertzale está dispuesta a que se tomen en consideración los votos particulares del PSE, Elkarrekin Podemos y el PP, pero está presionando para que el mandato a los juristas incluya con claridad una limitación a la hora de incorporar esos votos discrepantes: que ninguna de esas aportaciones pueda rebajar el derecho a decidir o elementos troncales de las bases pactadas con el PNV.

La coalición aún negociaba ayer con los jeltzales con vistas a la reunión de hoy. Desde el grupo de Joseba Egibar, no obstante, no adelantaron su posición y se remiten a la reunión de hoy. Los socialistas, por su parte, confían en que los jeltzales plasmen en la práctica su apuesta por ampliar el consenso con un mandato a los expertos que no sea tan acotado, y que les brinde mayor juego para incorporar las aportaciones de otros grupos. El articulado que alumbren los juristas volverá después al Parlamento Vasco para negociarlo vía enmiendas.

viraje En este contexto, Del Burgo arremetió con dureza contra ese acuerdo en declaraciones a Radio Euskadi. Según dijo, el documento es una “especie de refundación” de ETA porque se pasa de “defender la independencia a aceptar la posibilidad de una vinculación, aunque sea de igual a igual, con el Estado español”. El PP lo ha designado como experto en la ponencia por su papel en la redacción de la Constitución española y, muy en especial, por su conocimiento de los derechos históricos, la percha que invoca el PNV para actualizar el autogobierno. Del Burgo, sin embargo, aseguró que los derechos históricos, en todo caso, asisten a los territorios de Bizkaia, Gipuzkoa y Araba, y no al pueblo vasco como institución común porque “no existió nunca” y no es titular de derechos históricos. Las declaraciones del jurista se produjeron el mismo día en que el PP, a nivel de partido, elevaba también el tono contra el PNV y ponía como condición para negociar los Presupuestos autonómicos que rectifique lo pactado con EH Bildu sobre el derecho a decidir y la nacionalidad vasca.

Según Del Burgo, las dos bancadas abertzales “se han dado la mano y convertido en pareja de hecho”. “Incluso he llegado a escribir algún artículo diciendo que me parecía que esto era como una especie de refundación del hacha y la serpiente de ETA, porque pasar de defender aquí y ahora, por todos los medios, la independencia de Euskal Herria a aceptar la posibilidad de una vinculación, aunque sea de igual a igual con el Estado español, yendo del brazo ante instituciones internacionales, es un salto muy cualitativo que tendrán que explicar ellos”, lanzó. A su juicio, este cambio de posición puede ser “una consecuencia de la disolución de ETA”, de ahí que vea una refundación.

No es la primera vez que el PP se descuelga con una declaración altisonante sobre el nuevo estatus que vincula claramente al nacionalismo vasco con ETA. Nada más arrancar la Ponencia de Autogobierno, el parlamentario Borja Sémper acusó a los partidos abertzales de plegarse a los planteamientos que había hecho públicos ETA en puertas de su disolución.