decimoctava etapa de la Vuelta

Jelle Wallays (Lotto-Soudal) sorprende a los esprinters en Lleida

El británico Simon Yates (Mitchelton) conserva el maillot rojo de líder

El belga Jelle Wallays (Lotto-Soudal) se ha impuesto en la decimoctava etapa de la Vuelta disputada entre Ejea de los Caballeros y Lleida, de 186,1 kilómetros y el británico Simon Yates (Mitchelton) ha conservado el maillot rojo de líder.

EFE - Jueves, 13 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 17:42h.

LLEIDA. Jelle Wallays (Lotto-Soudal) le ganó el mano a mano a Sven Erik Bystrom (UAE Team Emirates), su último compañero de escapada al quedarse por el camino, a 6,5 kilómetros de la meta, el holandés Jetse Bol (Burgos-BH).

El belga, que parecía el corredor más fuerte del trío de cabeza, logró a sus 29 años la victoria más importante de las siete que ha conseguido en su carrera, y tirando de estrategia.

Cuando Bol se quedó sin fuelle y perdió contacto con el finalmente dueto de cabeza, Wallays optó por dar relevos cortos con Bystrom pero, en la recta final con un ligero repecho incluido, se quedó a rueda del noruego.

Wallays cruzó la línea de meta en las calles de Lleida con todo el desarrollo posible y con mucha fuerza, adelantando a Bystrom primero y aguantando el contraataque del noruego, que perdió la batalla mental y la física.

Por detrás, pese al intento final de caza del pelotón, y la velocidad de un Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) o de Elia Viviani (Quick-Step Floors), se quedaron sin premio por cuestión de metros. Pese a que la fuga tuvo 2:30 minutos de margen, sólo, no cazaron a tiempo pese al viento favorable.

Sagan, que se vio obligado a atacar desde lejos al máximo, se quedó a nada de poder enseñar la rueda a los fugados, que tuvieron tesón, paciencia y mucha sangre fría al ir mirando hacia atrás, donde se les echaba encima una estampida.

Este viernes La Vuelta marcha hacia Andorra en la primera de las dos etapas que deben dictar sentencia. Entre Lleida y Naturlandia, con 154,4 kilómetros, el primer asalto se verá en el Coll de la Rabassa (1ª), de 17 kilómetros al 6,6% de pendiente media y rampas de casi el 14%.