El callejón de las botxerías

Una profunda mirada que sobrecoge

El VIII Certamen de Arte Hotel Carlton anunció que Josu Ezkerro, Jorge Amaya y Amaia Legarreta son los ganadores de esta edición

Por Jon Mujika - Viernes, 14 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

LOS ojos. Esa mirada encierra un misterio, sobrecoge. La mirada de una mujer que, vestida de época y con vivos colores, se siluetea contra un fondo difuminado que, tras mucho preguntar, resulta revelarse como un panteón. ¡Glups! Y si a ello se le añade que el cuadro con el que Josu Ezquerro,alumno de la Facultad de Bellas Artes, ha ganado el VIII Certamen de Arte Hotel Carlton tiene un título intrigante, Dabessi,el asunto adquiere tintes de enigma. No en vano, Internet remite el término a la ciencia de la alquimia cuando consultas y el autor dice lo que dicen muchos otros creadores: que la interpretación queda en manos de quien mira.

Quizás ese misterio es el que ha provocado que la concejala de Cultura de Bilbao, Nekane Alonso;la asesora artística del certamen, Mercedes Prado;Mari Sol Corral,en nombre del propio hotel, y Jesús Meléndezy Genoveva Linaza,en el papel de profesores del Departamento de Pintura de la Facultad de Bellas Artes de la UPV/EHU, hayan dictado su veredicto. Decidieron que junto a Josu quede en segunda posición la marina titulada Ereagaque pintó Jorge Amayay en tercer lugar la obra O. noiz topako gara?de Amaia Legarreta,una suerte de skylinedifuminado. ¿La recompensa?: 3.000, 2.000 y 1.000 euros, según la posición en el podio y la decisión de que las tres obras pasan a formar parte del patrimonio artístico del propio hotel.

En verdad, hubo una ganancia previa: las 31 obras seleccionadas de las 51 que se presentaron -el requisito era que participasen solo alumnos de la Facultad de Bellas Artes con obras originales...- fueron expuestas al público desde el 18 de agosto hasta el pasado día 2, incluido el pleno corazón de Aste Nagusia. “El juicio del pueblo también se ha considerado”, comentó la conductora del acto, Ainhoa García.Al descubrirse la obra ganadora tapada con un lienzo varios de los presentes, asentían. Sí, esa es la que voté, parecían decir.

Al decir de la gente perita en artes, la exposición citada representa las corrientes artísticas imperantes en los tiempos modernos. Quienes ayer se acercaron al cóctel de mediodía en el que se escenificó la entrega de los galardones, allá en el salón La Cristaleradel propio hotel, pensaban lo mismo. Entre ellos se encontraban, además de los citados, Miguel Ángel Lujua,consejero delegado de IMQ;Pepa Gandarias, Marcelino Gorbeña;Yolanda del Hoyo, Alberto Gutiérrezy Silvia Varea,la santísima trinidad laica del hotel, Beatriz Marcos, Alicia Fernández,el diseñador Javier Barroeta, Isabel Iturbe, Julia Diéguez, Belén Zurbano, Igone Ossorio, Irantzu Iglesias, Ana Ortiz de Lejarza, Patricia Sánchez,la modelo de la mirada inquietante de Dabessi, la obra ganadora;José Ramón Taranco,emisario de Laboral Kutxa, Begoña Urtzaga, Esther Isabel, Magdalena Múgica;el subdelegado del gobierno, Vicente Reyes, Inés Muguruza, María Dolores Ortega;el arquitecto Jesús Cañada, María Jesúsy Begoña Cava, Álvaro Díaz de Lezanay una larga corte.

Iluminó con sus acordes el tentempié el saxofonista Tontxu Ruiz,tocando en directo para regocijo de los asistentes. A su son giró buena parte de la ceremonia a la que tampoco faltaron Zuriñe Ibarra, Tomás Millán, Javier Domínguez, Marta Díez, Begoña Iribiza, Nekane Arrieta, Luis Eguiluz;Arantza Lauzirika,decana de la Facultad de Bellas Artes de la UPV/EHU, Xavier Olabarria, Luis Martín, Matxalen Agirre, Yolanda Uribey una nómina de asistentes a un mediodía singular, donde se disfrutó de una alquimiatan interesante como la del cuadro ganador, esa que se practica en las cocinas del Hotel Carlton. Allí se fraguó un ágape de altos vuelos que estuvo en boca de los presentes: al momento de comerlo y a la hora de las merecidas alabanzas.