Estupefacto

Víctor Zaldumbide Bilbao - Viernes, 14 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Así me he quedado al leer una carta al Director publicada por DEIA el pasado día 10 de septiembre y que dice lo siguiente: “Lo que nos ha enfrentado de nuevo no es la democracia, sino ciertos politicuchos que, a falta de ideas que beneficien al Estado y ciudadanos, tales como mejorar el empleo, las pensiones..., se dedican a abrir viejas heridas y tratan de ganar una guerra que perdieron hace 80 años, por decreto ley”. Supongo que los políticos del PNV y PSOE y otros muchos, partidarios de exhumar los restos del genocida Franco del Valle de los Caídos, se sentirán ofendidos al verse calificados por ello como “politicuchos”. Como hijo de gudari también me siento ultrajado por el hecho de que buscar justicia después de tantos años sea juzgado como “reabrir heridas” y que el firmante considere ganadores de una guerra de hace 80 años aquienes simplemente fueron golpistas y exterminaron a miles de vascos por defender la libertad. Evidentemente, DEIA no es responsable de la opinión de sus lectores, pero el hecho de elegir esta carta para su publicación en un medio nacionalista vasco es absolutamente desconcertante. Tras 41 años comprando y leyendo DEIA cada día, estoy totalmente decepcionado.