gira "Firepower"

Judas Priest vuelve a hacer vibrar al BEC

(Youtube)

Los autores de éxitos como Breaking The Law presentaron en Euskadi su nuevo álbum

Judas Priest volvió anoche a actuar en el BEC cinco años despues de su último concierto en Euskadi. El grupo de heavy metal británico formado por Rob Halford, Glenn Tipton, Ian Hill, Richie Faulkner y Scott Travis llenó la sala CUBEC de Barakaldo en la que hubó buen ambiente y sobre todo mucho heavy metal. Los autores de éxitos como Breaking The Law o Painkiller presentaron ayer por primera vez en Euskadi su nuevo álbum Firepower. Este verano la banda está inmersa en una gira por Europa.

EFE - Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Barakaldo. Judas Priest ha protagonizado en la sala Cubec de Barakaldo una auténtica descarga de heavy metal para satisfacción de sus fieles seguidores que han disfrutado, además, de la sorpresa de ver a Glenn Tipton sobre el escenario.

Tipton, guitarrista líder de la banda aquejado de parkinson, lo que le ha obligado a apartarse de la gira que Judas Priest está realizando con su disco "Firepower", ha aparecido en los bises provocando el júbilo del público que ha abarrotado la sala.

Junto al resto de la banda, como ha hecho en algún otro concierto de la gira, ha interpretado varios temas en ese final de concierto, entre ellos tres bombazos del disco "British Steel", coreados por un público entregado, como son "Metal Gods", "Breaking the law" y un festivo "Living after midnight".

Los británicos han ofrecido en la sala Cubec del BEC de Barakaldo el primero de los tres conciertos programados en el Estadao dentro de la gira "Firepower", que también les llevará al Download Festival Madrid (30 de junio) y Rock Fest Barcelona (5 de julio).

Además de presentar algún tema de su último trabajo discográfico, los Judas han revisitado los discos que en las décadas de los 70 y 80 del siglo pasado catapultaron al grupo a lo más alto del panorama heavy con temas que se han convertido en clásicos.

La actuación ha servido para hacer un repaso por lo mejor de Judas Priest, con temas aparecidos en algunos de los discos más exitosos de la banda, como "British steel", "Defenders of the faith" o "Stained class", y que siempre quieren escuchar sus seguidores.

Han comenzado con el "Firepower" que da título a su último trabajo para, a continuación, con "Grinder", tema recogido en "British Steel", regresar a 1980 y retrocer más en el tiempo con "Sinner" y "The ripper", que aparecieron en la segunda mitad de los setenta en los discos "Sin after sin" y "Sad wings of destiny".

Otro de sus nuevos temas, "Lightning strike", ha puesto un paréntesis al recorrido por los años dorados del heavy que ha continuado con "Bloodstone", del "Screaming for vengeance", otro de los discos referencia de la banda, y "Saints in hell", del "Stained class" publicado hace 40 años.

Después "Turbo lover" ha hecho que el público acompañase a Rob Halford en el estribillo, y tras "Tyrant", otro de los temas de los primeros Judas, ha llegado una doble ración del "Defenders of the faith", para regocijo de la entregada sala, con "Night comes down" y un vertiginoso "Freewheel burning".

La banda ha atacado la parte final del concierto, antes de los bises, con "Rising from ruins", otros de sus nuevos temas, "You've got another thing comin'" y "Hell bent for leather", tema con el que Halford ha aparecido en el escenario a lomos de una motocicleta en la que ha permanecido durante todo la canción.

El último tema antes de abandonar momentáneamente el escenario ha sido "Painkiller", con esa introducción inconfundible de la batería y el esfuerzo vocal de un Rod Halford que sin llegar a los registros vocales de antaño, sigue imprimiendo su sello en cada tema.

Después la banda se ha retirado y, de pronto, ha aparecido en el escenario Glenn Tipton, con gorra y gafas oscuras, recibido con alegría desbordada para vivir el fin de la fiesta heavy que ha ofrecido en Barakaldo Judas Priest, defensores de la fe metálica.

Secciones