Juan Durán de la Colina | Director médico del ICQO

“No hay que dejarse engañar por las terapias alternativas”

“Más del 80% de los casos dediscapacidad visual mundial,que afecta a más de 217millones de personas sepodrían evitar o curar”, señalael director médico del ICQO

Una entrevista de Nekane Lauzirika - Jueves, 11 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

bilbao - Con motivo del Día Mundial de la Visión que se celebra hoy, el doctor Juan Durán de la Colina, catedrático de Oftalmología de la UPV/EHU y académico de número de la Real Academia de Medicina del País Vasco, recuerda que si no se pone remedio, en 2050 podría triplicarse la cifra de personas ciegas en el mundo, llegando a los 115 millones.

Reconoce que la oftamología es una de las especialidades donde más avances se han dado en los últimos años, por eso alerta “de la moda de las terapias alternativas”. El experto lanza un mensaje de cautela. “Milagros hay pocos;la medicina progresa a pasos agigantados pero desgraciadamente no tenemos tratamiento para todos los problemas, pero la gente no debe dejarse engañar con terapias maravillosas inexistentes y que pueden ser negativas para ellos”, advierte.

¿Qué porcentaje de la población puede estar afectado por una patología ocular? ¿De ellas cuántas se calcula que son incurables hoy día?

-Depende del lugar del mundo del que hablemos;las diferencias son enormes. Las patologías y sus prevalencias en países occidentales y en los países en desarrollo son distintas;son mundos que viven en paralelo. En nuestro entorno, los estudios indican que la ceguera puede afectar a 1,5% de la población y el 10% de la ciudadanía puede sufrir baja visión.

¿Qué porcentaje de la población ve afectada su vida de manera significativa?

-La OMS habla de 36 millones de ciegos en el mundo y de 220 millones con discapacidad visual moderada o grave. Las dolencia visuales más frecuentes son las cataratas y las miopías. Es una paradoja que en los países “ricos”, las cataratas sean intervenciones con éxito en el cien por cien de los casos y que tener gafas o lentillas esté al alcance de la mano. Pero en países en desarrollo las cataratas son la primera causa de ceguera.

De todas ellas, ¿cuáles destacaría como más invalidantes?

-En nuestro entorno la Degeneración Macular Asociada con la Edad (DMAE) que además está en aumento debido al envejecimiento de la población. Luego se encuentran algunos defectos de la retina por la diabetes, por problemas vasculares. También el glaucoma es importante tenerlo bajo control porque muchas veces es complejo, ya que aunque tengamos tratamientos, no siempre son eficaces. Por otro lado, llaman la atención las personas con miopía alta y que tienen complicaciones como desprendimiento de retina.

Como consecuencia de la utilización intensiva de los medios digitales ¿notan más afecciones oculares?

-No. Lo más frecuente son molestias oculares y fatiga visual. No hay referencias a que provoquen más miopías o enfermedades graves.

¿Cuáles son las dolencias oculares más frecuentes entre la población? ¿Es diferente en la edad juvenil y los mayores de 65 años?

-Las personas acuden al oftalmólogo cuando sufren molestias oculares, conjuntivitis… En cuanto a mala visión, la más importante es la catarata que hoy en día tiene, en los países desarrollados, una solución exitosa;después la DMAE que se presenta, por lo general, en pacientes de más de 60 años.

Ser miope es una enfermedad hereditaria, pero se puede operar y no padecerla. ¿Es éste el camino para otras muchas dolencias: cataratas, retinosis, glaucoma, DMAE?

-No tienen nada que ver unas con otras. Hoy en día, para la miopía hay unos tratamientos que la frenan, aunque no sean eficaces al cien por cien. Pero se puede operar y tiene buenos resultados. Para la catarata, por ahora, no hay ninguna terapia ni medida para poder prevenirla. Es el envejecimiento del cristalino;diríamos que está programada, que es un proceso normal, fisiológico de la edad. Por otro lado, el glaucoma tiene una carga genética importante y es una patología traicionera, porque es asintomática y se suele diagnosticar en estadios tardíos cuando es difícil revertir y frenar la afección;es una causa importante de ceguera.

La catarata no se puede prevenir, pero el glaucoma sí.

-Es cierto, el glaucoma es una enfermedades donde la prevención es fundamental sobre todo si hay antecedentes en la familia, igual que en la DMAE es recomendable estar en alerta si se tienen antecedentes familiares. Haciendo una dieta normal tenemos más posibilidades de prevenirla. El excesivo de sol posiblemente también tiene que ver con el aumento de la DMAE, aunque es una patología asociada a la edad.

¿Cree que se hace el suficiente hincapié social en la salud visual? Teniendo en cuenta que es un sentido cuya carencia es muy invalidante. ¿No existe un programa visual similar al PADI? ¿ Sería necesario?

-Podría ser interesante hacer un programa desde la Administración tipo PADI. Una edad muy eficaz para ver la salud visual de un niño son los tres años porque es cuando empieza a las guarderías y si tiene un ojo vago u otra patología se está a tiempo, en general, de curarla o prevenirla. Cuando se detectan los problemas, por ejemplo, del ojo vago, pasados los cinco años se hace difícil que vuelva a la normalidad. Además, a los tres años el niño colabora bien para ver su estado ocular o visual y por lo tanto sí que sería un momento crucial para hacerle una revisión visual.

Hablando de avances. Aparte de la cirugía. ¿Cuáles citaría como llamada de esperanza? (células madre, reconstrucción de órganos propios, reprogramación genética o ¿son cosas todavía en laboratorio muy lejos de la traslación clínica?

-Se están realizando algunos intentos como colocar algunos chip en la retina para sustituir, pero aún se realiza en personas desahuciadas y los resultados son limitados. En cuanto a las células madre llevamos años hablando de ellas. Para algunas indicaciones muy concretas las esperanzas están ahí;podrán sustituir en algún momento al trasplante de córnea, a alguna enfermedad de retina. En oftalmología se han hecho importantes avances: las técnicas de retina son muy sofisticadas y las cirugías hoy en día son muy seguras, aunque hay todavía agujeros negros

¿Cuáles son?

-En algunas enfermedades degenerativas de la retina todavía, a pesar de que cada vez conocemos más y tenemos más esperanzas por las investigaciones que se llevan a cabo, todo el arsenal terapéutico de que disponemos es insuficiente para curarla. Lo mismo ocurre con la lesión por el glaucoma, sobre todo, el nervio óptico;su recuperación hoy no es posible.

¿En oftalmología también proliferan las terapias alternativas?

-Sí. Por eso hay que explicar con claridad a los pacientes que no busquen fuera de la medicina tratamientos milagrosos porque pueden jugársela;los milagros que les prometen solo buscan ganar dinero con mentiras. Hoy en día hay muchas personas, además de los oftalmólogos que luchan contra la ceguera: los laboratorios, las enfermeras y los investigadores desde sus ocultos laboratorios...